3 claves necesarias para evadir el efecto rebote

El efecto rebote, esa odiosa circunstancia que tanto suele presentarse una vez que hemos dejado atrás los esfuerzos excesivos para bajar de peso. Es común que se haga notar tras haber seguido dietas demasiado estrictas o luego de pasar por momentos llenos de estrés. El metabolismo se resiente después de cambios drásticos y es entonces cuando envía una señal de alerta, para hacerte ver que algo anda mal con tus hábitos. Si quieres iniciar el año despidiéndote de él de una vez por todas, resulta importante que observes 3 claves básicos que te ayudarán a desaparecerlo de tu vida, en forma definitiva.

efecto rebote

  1. No dejes de comer. Pero hazlo de manera equilibrada e incluyendo comida de todos los grupos alimenticios. Dale prioridad a las proteínas de carnes magras y a los vegetales, disminuye las grasas y carbohidratos y procura obtenerlos en su mayoría, de semillas y cereales integrales. Jamás caigas en el error de saltarte cualquier comida, en especial el desayuno.
  2. No renuncies a la actividad física. La mayoría de las personas lo hacen una vez que alcanzan su peso ideal, hasta que vuelven a subir de nuevo. El ejercicio no debe ser una opción, sino una medida que has de mantener a lo largo de tu vida. No es necesario que lo hagas hasta extenuarte. Realizarlo de 3 a 5 horas por semana te va a ser suficiente.
  3. No te dejes controlar por la ansiedad. Recuerda que el estrés también te puede hacer aumentar de peso. Procura dormir 7 u 8 horas diarias y darte tiempo para disfrutar fuera de tus ocupaciones. Ten a la mano alimentos saludables para comer, si sientes que estás ansioso por ir en busca de algo dulce o lleno de calorías. Y no olvides que siempre hay un momento y un lugar para todo. No permites que las obligaciones acaben contigo.