7 errores al adelgazar mientras eres mamá

Ser mamá no es tarea sencilla para ninguna mujer y mientras tratas de cuidar a tus hijos, puede que estés descuidando un poco tu cuerpo y tus esfuerzos para adelgazar no rindan los frutos esperados. Muchas mujeres cometen algunos errores de los que no se percatan y que tal vez estén sabotéandote a ti sin darte cuenta. ¡Chécalos a continuación y descúbrelo!

mamá

  1. Usar la comida rápida como solución. ¿Cuántas veces te has quedado sin tiempo para cocinar y has optado por la comida rápida? Puede que haya sucedido más de las que recuerdas.
  2. Saltarte las comidas. Es normal que algunas madres se salten alguna comida cuando andan con prisas como recoger a los niños, llevarlos al doctor o a la escuela, o ayudarlos con algún deber.
  3. Invertir más tiempo en preparar la comida de los niños. Se sabe que los chicos no siempre comen lo mismo que los adultos, y a lo mejor preparar cosas distintas es algo que se te ha complicado.
  4. Terminar comiendo lo que dejan tus hijos. Es normal que los padres, por no querer tirar lo que sus pequeños dejan en el plato, terminen comiéndoselo. Por eso es muy importante controlar las porciones.
  5. Olvidarte de tu hidratación. Con el ritmo de vida agitado que lleva una madre, es comprensible que olvides tomar toda el agua que necesitas. Por eso deberías tener una botella a la mano.
  6. Dejarte llevar por lo que prefieren tus hijos. A los niños no les gustan todas las verduras y comidas y a veces, por no dejar que se queden con hambre, se nos hace fácil reemplazar opciones recomendables con las que son de su gusto.
  7. Comer en exceso en fiestas de cumpleaños. Es bueno consentir a tus pequeños con pastel y dulces, ¡pero no dejes que se te escape de las manos!