Consejos para adelgazar después de los 40 años

Una realidad a la que nos tenemos que enfrentar conforme vamos envejeciendo, es que a la larga el metabolismo se vuelve más lento a la hora de quemar calorías; por lo que es un poco más difícil mantenerse en forma. Difícil pero no imposible. El problema de varias personas cuando llegan a la barrera de los 40 años, es que se dan por vencidas al notar que no obtienen los mismos resultados que antes al ejercitarse. Sin embargo, todo lo que necesitan saber es que solo necesitan un poco más de esfuerzo para mantener una figura delgada.

ejercicio y adelgazamiento

La edad no tiene porque ser un impedimento para tener el cuerpo que quieres. Tan solo hace falta que tomes en cuenta unos cuantos consejos:

  • Moderáte al comer. Es una de las primeras cosas que tienes que hacer, porque tu organismo ya no es tan rápido como antes. Si quieres bajar de peso, entonces debes plantearte seriamente tu consumo calórico diario y repartirlo en 5 o 6 comidas pequeñas y equilibradas.
  • Hidratáte constantemente. El agua siempre será tu mejor aliado a cualquier edad, para cuidar de tu peso. Es un buen elemento para mantener a tu metabolismo activo y hará que te deshagas más rápido de lo que ya no necesitas, previniendo la hinchazón abdominal.
  • No dejes de hacer ejercicio. Los años no son excusa para que abandones tus rutinas de ejercitamiento, pues la actividad física es importante para que te conserves saludable. Si tienes algún problema muscular o de salud, siempre hay alternativas ideales para mejorar tu condición.
  • Opta por alimentos bajos en calorías. Las semillas, los frutos secos y los vegetales principalmente, son indispensables en tu dieta debido a que tienen un porcentaje muy bajo de calorías y aún así pueden satisfacerte.
  • Duerme de 6 a 8 horas al día. El descanso se vuelve sumamente necesario después de los 40, pues atenua el estrés y permite que sigas quemando grasa.