Adelgazar después de tener hijos

Muchas madres se obsesionan por volver a la figura que tenían antes de tener hijos. Algo que parece muy común hoy en día y más después de ver a celebridades como Kim Kardashian, haciendo de todo con tal de poseer de nuevo una silueta esbelta. Esto por supuesto, no es algo imposible y mucho menos tiene algo de malo, en tanto no se pierdan de vista algunas prioridades. Sí, bastantes mujeres de la farándula ciertamente pueden darse el lujo de someterse a cualquier régimen de alimentación y ejercicios; pero si estás pensando en hacer lo mismo tras ser madre de uno, dos o hasta tres hijos, vale la pena que te preguntes si tú también puedes hacerlo.

adelgazar

¿Vale la pena obsesionarse? Recuerda que ahora tendrás que dedicar gran parte de tu tiempo a cuidar de tu bebé y de tu familia, algo que sin duda alguna nunca puedes dejar de lado. Y a diferencia de las famosas, probablemente no tengas demasiados recursos o ratos libres disponibles para pasartéla en el gimnasio o preparar comidas especiales. Entonces ¿debes abandonar tus metas? La respuesta es no.

No olvides que tú puedes ser delgada si de verdad te lo propones, y harás bien en hacerlo por tu salud. Pero no te dejes llevar por lo que nos dicen los medios de comunicación u otras personas. Come de manera equilibrada, pero date un capricho de vez en cuando (si tienes niños en casa, muy pronto te darás cuenta de que es imposible no hacerlo por ellos). No te sientas mal por comer una hamburguesa o unas papas fritas a veces. Procura realizar ejercicio 5 o 2 días a la semana; sin pasarte de una hora. No querrás sacrificar tu rutina, pero tampoco descuidar a quienes te necesitan.

Y finalmente, aprende a ser feliz manteniendo un peso saludable. Lo encontrarás más fácil y menos estresante que desgastándote para conseguir “el cuerpo perfecto”.