¿Conviene utilizar bandas gástricas para adelgazar?

banda

Una solución muy recurrida en la actualidad, es el uso de bandas gástricas, que mediante una intervención quirúrgica son colocadas con el próposito de reducir las dimensiones del estomágo y de esta manera, ingerir menos cantidad de comida que la que estamos acostumbrados, con la consecuente pérdida de peso. Sin embargo, ¿realmente es seguro utilizar esta técnica? Veamos a continuación, las ventajas y desventajas que conlleva el uso de una banda gástrica.

Si revisamos sus características positivas, nos encontraremos con que:

  • No existe el riesgo de infección o complicaciones una vez que la banda haya sido puesta, por lo que la salud de un individuo no se verá severamente afectada en modo alguno.
  • Se han reportado casos de pacientes que gracias a este método, han logrado perder aproximadamente hasta el 50% de grasa corporal.
  • El uso de las bandas no afecta los procesos de digestión, únicamente minimiza el espacio para la comida.
  • En caso de que sea necesario retirar o cambiar una banda, se hace una operación muy sencilla a través de un procedimiento que recibe el nombre de Lapariscopia; el cual es mínimamente invasivo.

Por el contrario, entre las contraindicaciones expuestas para gente que se somete a este proceso, estan las siguientes:

  • Posible aparición de nausea y vómitos, para lo cual será necesario ingerir los medicamente que el médico administre.
  • No es recomendable para personas que sufren ataques de ansiedad por consumir determinados alimentos, ya que una ingesta excesiva o no supervisada, puede desplazar la banda de lugar provocando la inflación del estomágo.

Como puedes apreciar, esta técnica tiene menores desventajas que en consideración con una dieta balanceada y las raciones adecuadas de alimento, serán prácticamente inexistentes. Aún así, las bandas gástricas únicamente son una opción para personas que sufren de un sobrepeso considerable o riesgoso.

Si únicamente tienes unos cuantos kilos de más, te recomendamos que únicamente te apoyes en el ejercicio y una nutrición saludable. Verás como los cambios aparecerán poco a poco.