5 cosas que no sabías sobre los batidos para adelgazar

Los batidos adelgazantes se han convertido en un producto muy común para quienes buscan bajar de peso, a tal grado que no son pocas las personas que ya los consideran para reemplazar sus comidas o los ingieren a todas horas. Esto puede convertirse en un hábito muy peligroso que lejos de ayudar al organismo, como originalmente es su función, podría perjudicarlo más de lo que te imaginas. Es por eso que conviene que sepas algunas que normalmente se desconocen de estas bebidas, antes de incluirlas en tu rutina habitual.

batidos

  • Los batidos pueden no ser aptos para las personas diabéticas. El que estén hechos a base de frutas hace que tengan grandes cantidades de fructosa, que es un azúcar que puede alterar los niveles de glucosa, por lo que conviene tener cuidado.
  • No reemplazan a las comidas. No es para nada recomendable que bebas un batido en vez de comer, como marcan muchas dietas o productos para bajar de peso. Hacerlo puede descompensarte e incluso aumentar tu ansiedad por comer.
  • Podrían afectar la salud de tus riñones. Esto no tiene porque ser necesariamente cierto en todos los casos, pero si has tenido problemas renales, conviene que lleves su consumo con moderación y que consultes a tu médico.
  • Pueden aportarte proteína en exceso. Un batido bien preparado puede ser saludable, pero si te descuidas puede brindarte más proteínas de las que necesitas a diario. Y cuando este elemento está de más en el organismo no le queda de otra que convertirse en grasa. Así que beber muchos batidos te puedes hacer subir de peso.
  • No siempre te ayudan a construir tejido muscular. Todo depende de con que estén preparados y por supuesto, de la rutina de ejercicios que lleves a cabo. Pero beberlos en demasía no hará que tu cuerpo por sí solo, desarrolle más músculo.