¿Bicicleta de exteriores o de ciudad para hacer ejercicio?

Usar la bicicleta se ha convertido en uno de los deportes más usuales para mantenerse en forma. Ciertamente, este pequeño vehículo puede ser muy beneficioso pues además de ayudarnos a quemar unas cuantas calorías, nos ayuda a transportarnos y nos permite disfrutar del aire libre. Sin embargo, saber escoger el más adecuado para el entorno en el que te mueves es una decisión crucial que podría marcar la diferencia entre una actividad física satisfactoria, y una con mayores riesgos. Es por eso que tienes que conocer los diferentes tipos de bicicletas que existen y como elegir la más adecuada para ti.

bicicleta

Bicicleta de ciudad

Tal y como su nombre lo indica, esta clase de bicicleta es ideal para salir a pasear alrededor de la ciudad y conducir por calles pavimentadas. Se caracteriza por tener llantas finas y un diseño liviano, que hace que se pueda desplazar con mayor facilidad entre las calles. Su principal prioridad es la comodidad de quien las conduce. Tampoco es raro verlas equipadas con accesorios que pueden resultar útiles en la vida cotidiana, como cadenas para evitar que puedan robarlas en estacionamientos.

Si sueles practicar ejercicio paseando por parques o los alrededores de tu casa, este tipo de transporte será el más adecuado para ti.

Bicicleta de exteriores

También llamada bicicleta de carretera. Es más resistente y sus llantas son un poco más gruesas, pues está pensada para circular en terrenos irregulares como caminos de tierra por ejemplo. Una de sus ventajas es que también pueden recorrer distancias más grandes y resisten mejor el impacto de saltos. Los deportistas profesionales las usan con mayor frecuencia, pero también están al alcance de los principiantes.

Si te gusta dar paseos por el campo o a las afueras, esta es la mejor opción para que practiques ejercicio, e incluso por más tiempo.