¿Por qué el chocolate es tan adictivo?

Una de las cosas más complicadas de dejar de consumir, es el chocolate, una golosina que puede resultar realmente tentadora y adictiva. Y que además se transforma en un verdadero problema para quienes tratan de adelgazar. Pero ¿por qué nos resulta tan difícil renunciar a este delicioso alimento? ¿cuál es la causa de que sea tan complicado de dejar, a diferencia de otras comidas o dulces? Aunque no lo creas, existe una explicación que puede responder preguntas como estas e incluso ayudarte a comprender, porque es mejor trabajar en dejar este tipo de adicción de lado.

DOCU_GRUPO

El chocolate es especial, entre otros alimentos, por estimular los niveles de serotonina en el organismo. Esta sustancia es responsable de sensaciones como el placer y el bienestar, que a cualquier persona le resultan satisfactorias. De hecho, el azúcar forma un papel muy importante a la hora de incrementar este elemento.

No resulta ajeno para nadie que en ciertos momentos de estrés o hasta de tristeza, haya quien quiera reconfortarse con un poco de chocolate. Sentir esta clase de antojo también es común durante períodos de desorden hormonal, como el embarazo o la menstruación en las mujeres. Pero no solo esto, sino que además de todo es un ingrediente al que se le ha atribuido la fama de afrodisíaco, pues es muy placentero disfrutarlo hasta en los momentos íntimos.

Cuando un individuo quiere canalizar instantes como estos, es normal que incremente su consumo de azúcares y que mejor forma de hacerlo que con grandes cantidades de chocolate.

No obstante es importante estar conscientes de que esta adicción es algo que a la larga, se vuelve sumamente negativo. Mantenerla bajo control es muy importante no solo para evitar aumentar de peso, sino también para mantener un buen estado de salud. Como quien dice, un antojo no hace daño de vez en cuando pero si se vuelve una costumbre, entonces pasa a ser un peligro.