¿Cómo combatir la flacidez tras el embarazo?

Uno de los problemas más comunes que afrontan las mujeres luego de dar a luz, es no solamente bajar de peso, sino tener una figura bien torneada cuando lo hagan, pues el crecimiento de su vientre puede provocar muchos problemas de flacidez. Lograrlo no es un imposible aunque si requiere de mucha constancia y sobretodo, paciencia. Hoy compartimos contigo cuales son las mejores maneras para verte igual o incluso mejor de lo que te veías antes de tener a tu bebé.

embarazo

  • Adelgazar es lo primero. Concéntrate en tener una dieta balanceada que te permita perder el peso que ganaste, de forma segura y sin rebote. Una vez que comiences a deshacerte de algunos kilos, podrás empezar a practicar ejercicios para reafirmar la piel.
  • Haz ejercicios localizados. Existen rutinas que te permiten trabajar con las zonas más problemáticas como los glúteos y el vientre, que es donde suele acumularse más grasa.
  • Opta por una rutina anaeróbica. No solo te permitirá perder peso más rápido sino que además cuenta con efectos más alargados. Algunos ejercicios anaeróbicos son la natación y las rutinas con pesas.
  • Hidrátate constantemente. La producción de colágeno en la piel es vital para que esta pueda recuperar su firmeza y para eso, el agua es tu mejor aliado. Dos litros al día es lo ideal para cualquier persona.
  • Aplícate masajes en las zonas que sientas más flácidas. Esto estimula la circulación de la sangre favoreciendo que el tejido pueda regresar a la normalidad. Puedes usar aceites o cremas corporales con colágeno o componentes especiales para la piel.
  • No comas ansias. Va a llevarte un tiempo volver a recuperar tu figura después el embarazo, pues recuerda que durante la lactancia tu organismo aun sigue experimentando cambios. Lo mejor que puedes hacer es disfrutar de tu maternidad e ir adelgazando poco a poco.