¡Combate la flácidez siguiendo estos consejos!

Un problema del que te puedes dar cuenta apenas empieces a adelgazar, es que tal vez comiences a tener algo de flácidez en ciertas zonas de tu cuerpo. Esto es algo muy normal sobretodo, después de perder una cantidad considerable de peso, así como en quienes presentan el famoso efecto rebote, a causa de cambiar sus hábitos de alimentación frecuentemente. También es algo que puede presentarse a causa de la falta de actividad física. Es por eso que resulta tan importante hacer ejercicio y tener una dieta balanceada y con comidas frecuentes.

flácidez

No obstante, acabar con la flacidez tampoco es algo imposible en tanto sigas los consejos que tenemos a continuación para ti:

  • Busca rutinas específicas de ejercicios para tonificar. No hay nada más efectivo para que la piel se quede en su lugar, que practicar rutinas con pesas, hacer un poco de natación o efectuar algunas rutinas de aerobics. La clave está en que lo hagas con frecuencia para que puedas ver resultados con el paso del tiempo.
  • Hidratáte correctamente. ¿Sabías que beber agua estimula la producción de colagéno? Este es un compuesto que ayuda mucho a la elasticidad de la piel, manteniéndola tersa y firme. Lo cierto es que si te hidratas pobremente, no puedes esperar lucir una piel perfecta.
  • Dile no a las dietas que te hacen perder peso a lo loco. Cualquier dieta que te prometa deshacerte de una cantidad alarmante de kilos en poco tiempo, es un riesgo que no debes tomar, pues es muy probable que recuperes incluso más peso del que perdiste. Lo mejor es adelgazar de manera gradual pero segura.
  • Aplícate masajes reafirmantes en las zonas que más lo necesiten. Puedes usar tus manos para relajar y estimular esas zonas blanditas, como los glúteos o las pantorrillas. Una sesión de 15 minutos bastará para activar la circulación de la sangre en áreas como esas.