Algunas opciones seguras para comer fuera de casa

Salir a comer fuera de casa puede convertirse en el más difícil de los retos, si tratas a toda costa de cuidar de tu peso. Sin embargo, debes saber que aún comiendo en los lugares más inesperados cuentas con varias opciones que te permitirán alimentarte de la manera más apropiada. Y si no crees que esta pueda ser cierto, tan solo tienes que echarle un vistazo a las alternativas que te sugerimos el día de hoy y que te serán de gran ayuda, la próxima vez que salgas a comer por ahí.

fuera

  • Carne con ensalada como guarnición. Si vas a un restaurante, aseguráte de pedir carnes como pollo, pescado o ternera a la plancha o al horno. Opta por en vegetales como acompañamiento, en vez de otros más comunes como las papas fritas. Los mariscos son otra excelente opción. También puedes buscar postres muy livianos como gelatina o helados de agua.
  • Hamburguesa sin queso y tocino o pollo frito. En caso de que te detengas en un lugar de comida rápida, siempre puedes disminuir las calorías pidiendo una hamburguesa sencilla, con vegetales y poco aderezo. Olvídate de los extras como tocino y queso, pues no son los más adecuados. El pollo frito también es una opción aceptable, siempre y cuando te moderes al comerlo; pues al menos tiene algo de proteína.
  • Pizza de masa delgada. Si prefieres ir por una pizza, pide una que tenga masa delgada y muchos vegetales. Evite seleccionar demasiados embutidos como ingrediente y si puedes, opta por carnes más ligeras. También es bueno que desistas de añadir queso extra a tu elección, pues aunque sabemos que puedes ser delicioso, las variedades que se utilizan para hacer pizza son las que pueden engordar más.

¡Comer fuera de casa no tiene porque truncar tus esfuerzos para bajar de peso!