Como comer menos cuando ves televisión

Ya hemos mencionado que comer frente a la televisión es uno de los peores hábitos que se pueden tener cuando tratas de adelgazar. Casi nadie es consciente de esto y muchos lo hacen día a día, sin detenerse a pensar en que pueden estar ingiriendo bastantes calorías de más. No obstante, en el artículo de hoy te vamos a proponer algunas maneras para que esto no se convierta en un obstáculo en tu meta por bajar de peso. ¡Tan solo sigue los consejos que te damos a continuación y no tendrás que preocuparte por nada!

comer

  1. Elige los snacks adecuados. Si comer mientras miras tu programa preferido te es de verdad irresistible, lo mejor que puedes hacer es picar bocadillos saludables en vez de papas fritas o dulces, que son algunas de las elecciones más frecuentes pero menos inteligentes. Piensa en frutos secos, trozos de fruta o incluso palomitas de maíz naturales, ¡son muy ligeras y deliciosas!
  2. Controla las cantidades. Si vas a comer algo sírvete lo que vayas a comer en un plato pequeño, en vez de llevarte contigo el envase o la bolsa completa. Si haces esto último es más fácil que acabes comiendo por puro acto reflejo. Moderarte en base a porciones que no sobrepasen el tamaño de tu puño cerrado, es la clave que tienes que seguir para evitar el exceso de calorías.
  3. Pon atención a las bebidas. Se suele tomar más en cuenta los alimentos cuando se habla de subir de peso, pero ojo, por lo que te tomes frente al televisor también puede jugar en tu contra. En vez de optar por refrescos o jugos artificiales, opta por infusiones como el té verde, el agua de sabor o un juego de frutas natural, que son igual de refrescantes y más livianos de lo que crees.