¿Cómo combatir la retención de líquidos?

Muchas veces, retener más líquidos de los que el cuerpo está costumbrado es la razón de que nos veamos subidos de peso, aun cuando hemos estado haciendo las cosas bien. La verdad es que esta situación es más común de lo que crees y puede prevenirse fácilmente, no solo para verte mejor y más delgado, sino también para evitarte un montón de inconvenientes de salud.

retención

¿Qué causa la retención de líquidos?

Dentro de las razones más frecuentes encontramos las siguientes:

  • Exceso de sodio. Cuando comes demasiada sal o cosas que la contienen en abundancia, como las papas fritas por ejemplo.
  • Falta de ejercicio. Si no haces suficiente actividad física, al organismo le cuesta más expulsar el líquido que ya no necesita.
  • Falta de hidratación. Al no beber suficiente agua, el cuerpo lo puede compensar conservando tanta como le es posible.
  • Embarazo o período menstrual. En el caso de las mujeres, los desajustes hormonales en dichas situaciones también conducen a retener líquido.

¿Cómo evitar la retención de líquidos?

Afortunadamente todas las situaciones anteriores tienen solución y todo consiste en cambiar tus hábitos regulares.

  • Evita la sal. Es lo más recomendable; si te gusta la comida salada, trata de moderarte con este condimento o busca algún sustituto más saludable. No comas con frecuencia alimentos chatarra u otros que la contengan en exceso.
  • Establece una rutina de ejercicio tres o cinco días a la semana. Te sentirás mejor con el paso del tiempo y notarás una considerable disminución en tus medidas si eres constante.
  • Siempre carga una botella de agua contigo. Toma los dos litros recomendados y no te despegues de tu botella para que te sea más fácil de recordar.
  • En caso de que sea algo hormonal, siempre puedes consultar con un médico o un ginecólogo. A veces estas situaciones son algo temporal en el organismo.