Consejos para pesarte sin sentir remordimientos

Un hábito al que le podemos tener bastante manía, es el de pesarnos para asegurarnos de que vamos por buen camino al momento de adelgazar o mantener un peso saludable. No obstante, el mismo se puede convertir en algo que verdaderamente te amargue el día si no sabes llevarlo con calma. Y es que muchas veces, el número que te indica la balanza no es un indicador de que precisamente, estás haciendo las cosas bien o mal.

pesarte

En esta ocasión, te damos algunos consejos para que puedas pesarte sin que ello se vuelve una obsesión ni que tú tengas que preocuparte en demasía. Síguelos al pie de la letra y podrás sentirte más tranquilo, respecto a tu peso.

  • Pesate solamente en las mañanas. El peso cambia a lo largo del día, por lo que no es recomendable que vuelvas a pesarte después, ya que realmente podrías frustrarte. Así que relájate y toma en cuenta el dato anterior.
  • Calcula tu índice de masa corporal. Solo así podrás saber cual es realmente tu peso ideal y no te dejarás llevar por un número arbitrario. Puedes llevar a cabo este cálculo siguiendo las indicaciones de esta página.
  • No lo conviertas en un hábito. Lo más recomendable en realidad, es que solo te peses una o dos veces a la semana cuando mucho. Esto teniendo en cuenta que a lo largo de 7 días, puedes subir y bajar alrededor de uno o dos kilos, sin que ello signifique que estás engordando.
  • Observa tu ropa y guíate por las tallas. Este es un método excelente para saber que de verdad has progresado en la pérdida de peso, independientemente del número de tu balanza. Si tus prendas te quedan más flojas y/o te lucen mejor, debes alegrarte de que vas por buen camino.
  • Piensa en tu herencia genética. El peso también es cuestión de genes. Tu forma de cuerpo estará definida por el tipo de figura que impere en tu familia, por lo que debes saber como trabajarlo y sacarle provecho, en vez de enfocarte demasiado en adelgazar.