Consideraciones al optar por el crudivorismo

El crudivorismo se ha convertido en una opción muy de moda hoy en día, cuando tanto abundan las dietas novedosas y las alternativas para un estilo de vida más saludable. Es por eso que puede que te sientas atraído a probar suerte con este plan de alimentación, que tantos beneficios le puede brindar al organismo. Sin embargo no debes olvidar que así como tiene sus cosas buenas, hay aspectos que debes llegar a considerar antes de iniciar con una dieta como esta y por supuesto, no hacerlo sin una consulta adecuada con un nutriológo. A veces hay ciertos régimenes que no son para todos.

crudivorismo

  • Tienes que encontrar fuentes de proteínas alternativas. Ya que no consumirás alimentos de origen animal, tu mayor prioridad será la de encontrar una manera de subsistirte de proteínas, ya que tu organismo se podría ver descompensado. Por eso es ideal que comas ingredientes como los aguacates, las nueces y en general muchos vegetales de hojas verdes, que son muy ricos en este elemento, entre otros alimentos crudos.
  • Preparáte para tener más hambre. Una desventaja inevitable del crudivorismo es que en general, todas las personas que se atreven con esta clase de alimentación son más propensas a pasar hambre. O al menos así es hasta que se acostumbran lo suficiente como para dejar a un lado los momentos de ansiedad, pues su cuerpo se ve más nutrido y lo supera con el tiempo. Sin embargo, no olvides que al principio puede ser difícil.
  • Podrían faltarte algunas vitaminas y minerales. A pesar de las maravillas de las recetas crudívoras, es un hecho que pueden carecer de algunos minerales y vitaminas importantes como el calcio, el hierro y la vitamina B12. Por eso es posible que tengas que tomar aparte suplementos alimenticios para evitar complicaciones menores.

Puedes saber un poco más del crudivorismo echando un vistazo a este artículo.