La importancia del desayuno para bajar de peso

Un consejo recurrente por parte de varios nutricionistas y médicos, y que afortunadamente contradice las creencias de un buen número de personas, es el de que tomar el desayuno no interfiere para nada en el proceso para adelgazar. Al contrario, llevar a cabo la primera comida del día es primordial para no engordar, pues según los resultados de un estudio realizado en el Imperial College de Londres, los alimentos tomados a primera hora de la mañana influyen mucho en la alimentación que se seguirá el resto del día.

Dicho estudio que contaba con 21 personas voluntarias, siguió un procedimiento que consistía en pedirles en determinados días que no desayunaran mientras que el resto, se les proporcionaba desayunos de más de 700 calorías.

desayuno

El final fue contundente al demostrar que cuando el cuerpo recibía pocos alimentos, alentaba el metabolismo para poder aprovechar los pocos nutrientes que recibía, retrasando la pérdida de peso. Por el contrario, una vez que se comía en forma y abundantemente, pero de manera balanceada, no solo se aceleraba el organismo, sino que también se ingería menos comida a lo largo del día y se sentía menos hambre.

Por eso es tan importante que no comencemos la rutina diaria sin antes tomar los suministros adecuados. Además, esto nos aporta la suficiente energía como para no sufrir recaídas en los momentos precedentes.

Un buen desayuno debe incluir ingredientes que contengan hidratos de carbono, como los cereales y el pan integral, una dosis menor de proteínas, que se pueden encontrar en elementos saludables como el jamón de pavo y los huevos, además de vitaminas y minerales, presentes en la fruta fresca y los jugos naturales. Aseguráte de incluirlos en tu dieta acostumbrada y procura no excederte de 750 calorías, que es todo lo que necesitas para comenzar tus actividades de la forma más sana.