¿Qué es la dieta Montignac?

La dieta Montignac  se ha vuelto extremedamente popular debido a la eficacia que ha mostrado para hacer bajar de peso, ya que está basada no en dejar de comer, sino en “hacerlo bien”. Uno de sus principales principios se basa en que hay que asociar correctamente los alimentos. También se caracteriza por dejar fuera de la alimentación de las personas, ciertos carbohidratos que alteran los niveles de insulina y que más allá de nutrir al organismo, ocasionan que este engorde y sienta más hambre, como lo son los hidratos de carbono refinados.

dieta

Optar por ella puede ser una buena opción para ti si lo que buscas, es bajar de peso de forma estable.

¿En qué consiste la dieta Montignac?

Básicamente te permite comer todo tipo de proteínas y lípidos, siempre y cuando estén combinados de manera apropiada.

  • Los cereales deben ser integrales y consumirse crudos. De cocinarse, su índice glucémico puede alterarse y conllevar al aumento de peso.
  • Debe ingerirse una gran cantidad de vegetales y sobretodo, hortalizas de hojas verdes, que son totalmente recomendables.
  • Las proteínas deben provenir de carnes magras o bajas en grasa, como el pollo, el pescado o la ternera.
  • En general es posible consumir lácteos, como el queso o el yogurt, pero lo más desnatados o bajos en grasa posible.
  • Se permiten bebidas como el café, siempre y cuando esté descafeinado y la leche, pero sin nata.
  • Los alimentos que quedan prohibidos, son las pastas, las remolachas, las patatas y el pan, debido a que contienen un índice glucémico muy elevado.

Seguida apropiadamente, esta dieta promete hacer perder un promedio de cinco kilos cada mes, algo que es muy realista a comparación de lo que se puede ver con muchas dietas milagro y que disminuye la posibilidad del efecto rebote.

No olvides consultar a tu médico antes de intentar con ella.