Tips para disminuir el consumo de carne

La carne (en especial la roja) es quizá uno de los alimentos que más cuesta dejar de comer, pues no son pocas las personas que la consideran entre sus platos favoritos por excelencia. No obstante, está claro que si quieres mantener una silueta delgada y saludable, además de prevenir diversas complicaciones en la salud, es más que necesario moderarte con ella. Pero ¿cómo se puede decir que no a un corte jugoso, unas salchichas asadas o unas hamburguesas? En el artículo de hoy te lo explicamos con unos sencillos tips.

carne

Antes que nada, hay que aclarar que el medirse con la carne que consumes no significa que vas a eliminarla por completo. Sin embargo tal vez te alivie saber que reduciendo las cantidades que acostumbras incluir en tu dieta habitual, te puedes librar de bastantes calorías a la larga y sentirte mucho mejor.

Algunos consejos que te recomendamos implementar cuanto antes para hacerlo, son los siguientes:

  • Establece días especiales a la semana para ingerir carne. Lo más recomendable sería hacerlo tan solo un par de veces. Y aunque te parezcan muy pocas, una vez que lo hagas y te adaptes a ello, llegará el momento en el que no la vas a extrañar.
  • Encuentra sustitutos. Quizá te parezca imposible, pero en realidad hay varias opciones con las que puedes reemplazar a la carne. El tofu, el seitán y la soya son algunos de ellos. En muchos supermercados incluso puedes encontrar carnes vegetales o bien, elaborarlas tu mismo a base de semillas y verduras.
  • Busca carne blanca y más ligera. Si lo piensas bien, siempre es mejor comer una ensalada de atún a un filete, o un poco de salmón o pollo a una hamburguesa. El pescado y las aves contienen menos grasa y te hacen mucho bien para obtener proteínas.