¿Qué es el entrenamiento en frío para adelgazar?

Un concepto que ha adquirido cierta popularidad, es el del “entrenamiento en frío”, que consiste en ejercitarnos a temperaturas bajas para activar la quema de calorías en el organismo. Si bien la pérdida de peso puede aparecer en forma lenta (recordemos que el cuerpo hace justamente uso de sus depósitos de grasa para protegerse de los climas gélidos), es una alternativa para que muchas personas se animen a permanecer activos durante el invierno y por supuesto, para que vayan adelgazando sin necesidad de someterse a ejercicios extremos.

entrenamiento en frio

La razón por la cual entrenar en frío puede ser muy provechosa para deshacerse de unos cuantos kilos de más, puede explicarse debido a los cambios que ocurren dentro del organismo en dichas circunstancias. Inicialmente, el cerebro mandará un mensaje al resto del cuerpo para mantener el calor corporal estable, pues esta es una respuesta básica de supervivencia.

A continuación, será posible empezar a transformar la grasa en energía, con motivo de cumplir tal objetivo. Síntomas como la sudoración y la expansión de los vasos sanguíneos, aparecerán para indicar que la sangre se ha activado y que nuestro organismo se encuentra quemando calorías. No suena descabellado ¿verdad?

Algunas medidas que se deben tomar en cuenta a la hora de poner en práctica el entrenamiento en frío, son las que te mencionamos a continuación:

  • Utilizar ropa abrigada. Debido a que se busca entrenar a temperaturas bajas, será importante que salgas con todo lo necesario para mantener tu temperatura regular. Un traje de ejercicio cómodo y calientito, guantes y gorro.
  • Calzado resistente. Si te encuentras en un lugar donde pueda nevar, será necesario que busques zapatos deportivos adecuados para andar por terrenos despejados pero con presencia de nieve.
  • No desabrigarte inmediatamente una vez que entres en calor. Exponerte a temperaturas frías en estas condiciones puede ser muy perjudicial.