Entrenar con ejercicios calisténicos

Es sorprendente como cada vez son más las alternativas que podemos encontrar al ir a un gimnasio, si queremos mantenernos en forma y rebajar algunos kilitos extra. Y es que hay que aceptar que no siempre es posible ir al gym o si lo hacemos, podemos terminar aburriéndonos de las mismas rutinas. El día de hoy hablaremos sobre los ejercicios calisténicos, los cuales se caracterizan por utilizar el cuerpo como única herramienta para quemar calorías y se pueden practicar tranquilamente en casa. Son una gran opción si dispones de poco tiempo para salir o quieres intentar algo nuevo.

calistenicos

Dentro de los ejercicios calisténicos más conocidos se encuentran las sentadillas o los abdominales, aunque lo cierto es que hay una gran variedad de ellos, que permiten trabajar don diferentes conjuntos de músculos, a fin de tonificar además de rebajar el tejido adiposo. Lo mejor de esto es que puedes hacer circuitos muy completos, sin necesidad de recurrir a máquinas o pesas.

Entre las principales ventajas de esta forma de entrenamiento se encuentran las siguientes:

  • Se disminuye la posibilidad de sufrir lesiones, a causa de la sobrecarga que a veces puede existir con aparatos de gimnasio.
  • Como no dependes de ningún tipo de objetos para hacer ejercicio, puedes entrenar hasta cuando te encuentras de viaje o fuera de casa.
  • Aprendes a coordinar mejor tu cuerpo, ya que será tu propio peso el que utilices para llevarlos a cabo.

Eso sí, es muy importante que antes de prestarte a practicar cualquier ejercicio calisténico, te asegures de calentar de la manera debida, especialmente si estás fuera de forma. Recuerda que como otras actividades físicas, si quieres obtener resultados debes trabajar muy duro para adelgazar y a veces esto te puede llegar a afectar si no has tomado las precauciones apropiadas. Procura además conseguir ropa y calzado cómodos.