¿Es bueno comer vegetales congelados?

Con el auge de los alimentos orgánicos, son cada vez más las personas que prefieren darle prioridad al consumo 100% natural de alimentos. Esto implica que además de decirle no a los conservadores y químicos, que ciertamente son malos para nuestra salud, también hacen a un lado la posibilidad de comprar vegetales congelados. Sin embargo, ¿es esta de verdad una decisión inteligente? La respuesta te podría sorprender.

vegetales

Lo cierto es que las verduras congeladas siempre van a representar una ventaja económica y practica. Pueden guardarse bastante tiempo para ingerirse de a poco y nos evitan muchas vueltas al supermercado. Si tu intranquilidad es el hecho de que pierdan sus nutrientes a causa de la temperatura debes tener en cuenta un aspecto importante. Y es que si carecen de cualquier tipo de conservador, el producto final no es tan malo.

De hecho, los vegetales frescos sin congelar que consigues en un supermercado cualquiera pueden encontrarse en peor estado. ¿Por qué? Recuerda que después de ser cosechados pasaron por un largo recorrido en el que factores externos, como el clima y el transporte, afectaron su contenido de vitaminas y minerales. Claro que esto solo aplica si fueron trasladados desde grandes distancias. Los mercados locales suelen ser una mejor opción, puesto que es ahí donde encuentras verduras sin cogelar recién cultivadas y nutritivas. Considerar el autoconsumo mediante una pequeña huerta en casa, también es una buena alternativa; de esta forma tú mismo podrás aseverar la frescura de tus alimentos.

No obstante, si no tienes la posibilidad de acudir a los mercados de tu localidad o sembrar tus vegetales, siempre puedes comer sin temor aquellos que han sido congelados. Las bajas temperaturas conservan muchos de sus nutrientes naturales, sin necesidad de usar agentes químicos.

Esto no solo será beneficioso para tu organismo, sino también si tu deseo es bajar de peso y verte bien.