Este alimento puede ser tu peor enemigo

Nadie se resiste a un buen plato de papas fritas. Son deliciosas, crujientes y pueden ser hasta adictivas. No obstante, debes tener mucho cuidado con este alimento, porque la verdad es que tiene muchas desventajas que lo vuelven tu peor enemigo no solo para mantener un peso ideal, sino que también para tu salud. Si no nos crees, entonces échale un vistazo al artículo de hoy, donde te comentamos con detalle porque es una buena idea mantenerte lejos de ellas.

papas

¿Por qué las papas fritas son tan malas?

Su rico sabor proviene de un ingrediente que ha demostrado ser bastante negativo en la salud: las grasas trans. Estas grasas son pésimas para el organismo y según expertos en nutrición, pueden prácticamente compararse con veneno, ya que a la larga ocasionan mucho daño.

Dichas grasas surgen gracias a la cocción que se hace de las papas con múltiples aceites. Son malas porque tapan las arterias y promueven el colesterol, los problemas del corazón, la propensión a pedecer diabetes y el cáncer, por mencionar tan solo algunos de los inconvenientes que te pueden llegar a causar.

Otra cosa que tienes que saber de las papas fritas, es que casi todas tienen un compuesto llamado acrilamida. Esta surge sobretodo en cadenas de comida rápida, donde fríen las patatas a altas temperaturas y con montones de aceite. La acrilamida es un poetente cancerígeno y también puede causar daños a nivel genético.

Finalmente, no hay que dejar de mencionar la cantidad de sodio que tiene esta comida.

¿Cómo se pueden reeplazar las papas fritas?

Es una buena idea que las hagas tú mismo utilizando una freidora sin aceite, preparándolas al horno o cocinándolas con aceites saludables como el de oliva y el de coco.

Otra fantástica opción, es usar ingredientes como calabacitas o zanahorias, para hacer unas “papas” más sanas.