Gimnasia acuática para bajar de peso

gimnasia acuática

Una forma divertida y muy original con la que se puede bajar de peso, es practicando ejercicios de gimnasia acuática. Estos como ya habrás podido suponer, se realizan en piscinas con ayuda de instructores profesionales y también es común que se lleven a cabo en grupo. Dicha actividad tiene más ventajas de las que te imaginas si estás buscando adelgazar.

De hecho, hacer gimnasia acuática suele ser algo muy recomendado para aquellas personas que padecen de sobrepeso. Sin embargo, sea está situación o bien solo tengas un par de kilitos de más, sin duda esta será una alternativa genial para variar tus rutinas de entrenamiento físico.

Algunas de las ventajas que suele aportar este tipo de gimnasia son las siguientes:

  • La presión ejercida por el agua favorece la tonificación de los músculos y de ciertas zonas flácidas del cuerpo.
  • El porcentaje de grasa corporal tiene de disminuir con la realización frecuente de ejercicios acuáticos; esto es algo comprobado.
  • Es una forma muy efectiva de disminuir los niveles de estrés, gracias a que funciona como una terapia muy efectiva.
  • Mejora la flexibilidad de los músculos y su resistencia, volviendo al cuerpo menos proclive a fracturas y otras lesiones.
  • Optimiza la estabilidad y coordinación corporal, volviendo más fluidos sus movimientos.
  • Puede ser practicado por mujeres embarazadas y personas de la tercera edad, ya que es muy beneficioso para ellos.

Como ves, la gimnasia acuática tiene muchos puntos positivos que la vuelven ideal como método para bajar de peso. En conjunto con una dieta balanceada y buenos hábitos alimenticios, puede ser más que suficiente para estulizar tu silueta y conseguir el peso en el que siempre soñaste estar.

Es por eso que harás muy bien si buscas información en centros deportivos cercanos a tu lugar de residencia. Una vez que comiences a practicarla, ¡no la querrás dejar!