Glutamato monosódico, ¿qué es y cómo afecta a tu cuerpo?

En la industria de la comida procesada, existen muchas aditivos que se le añaden a los alimentos para potenciar su sabor y hasta mejorar su aspecto. Hoy en día, lo normal es informarnos acerca de lo que consumimos y por supuesto, de todos los elementos que pueden tener las compras que hacemos. El glutamato monosódico es uno de los componentes más habituales en distintos productos y ha tomado más notoriedad que nunca, especialmente porque han aparecido muchos detractores. Pero, ¿qué es y que puede ocasionar en el organismo? A continuación en Adelgazas, nos dedicamos a responderte estas interrogantes.

MINOLTA DIGITAL CAMERA

¿Qué es el glutamato monosódico?

Este elemento es una sal que se añade a varios alimentos, sobretodo las sopas instantáneas y el ramen, para mejorar su sabor. También lo puede ver figurar con el nombre de aditivo E-621, umami, sal china o GMS.

Su utilización en la industria de los alimentos no es algo nuevo, aunque sí las opiniones que están en su contra y que alegan que puede ser muy perjudicial para la salud. Otros por supuesto, piensan que no es tan malo en tanto no se le consuma con frecuencia.

¿Qué puede ocasionar el glutamato monosódico?

Una de las consecuencias que más se asocian con este componente, es el llamado “síndrome de restaurante chino”, que comprende el conjunto de síntomas como mareos, sudoración y jaqueca después de ingerirlo. No obstante, los estudios no han aportado evidencia contundente de que el glutamato monosódico sea la causa directa de estos malestares.

Lo que sí se ha observado en un grupo de personas cuya dieta lo incluye frecuentemente, es la reducción en el efecto de la hormona leptina, que tiene que ver con el control del apetito.

Por lo tanto, es sumamente factible que la sal china conduzca al aumento de peso, por lo que es recomendable evitarla.