Hábitos de vida ideales para adelgazar

Es cierto que la rutina diaria, las prisas o el estrés hacen que no cuidemos nuestra alimentación tal y como nos gustaría. Así, es importante prestar atención a este aspecto ya que repercute en la vida a nivel general, y en este caso, también en el ámbito laboral.

Si estamos bien alimentados, rendimos y trabajamos mejor.

No existen dietas milagro a pesar de estar acostumbrados a ver constantemente en la pantalla las promesas de adelgazar en un tiempo récord. Proponerse bajar de peso, es algo que debemos tomarlo en serio. Como si fuese un trabajo de todos los días. Nunca debe convertirse en una carga pero sí, en una responsabilidad con nosotros mismos y con aquello que nos hemos propuesto.

Así, para intentar mejorar los hábitos alimenticios ofrecemos una serie de consejos que te harán sentir mejor.

  • Adelgazar con manzanaEn primer lugar, debes hacer una planificación y saber qué tipo de alimentos saludables debes introducir en tu dieta y que hasta ese momento no lo hacías.
  • En segundo lugar, sería interesante que pudieses cocinar personalmente esos alimentos y llevarlos al trabajo. Es una buena manera de saber el aceite o la sal que contienen y que vas a consumir.
  • Si tienes que comer fuera de casa intenta pedir pescado, ensaladas o carne a la plancha, así evitarás una comida demasiado pesada. Fíjate en las cantidades que consumes, no debes quedarte con hambre, pero tampoco comer demasiado hasta sentir que ya no puedes más. Algo muy importante es evitar comer entre horas alimentos como patatas fritas o dulces.
  • Combina la dieta con el ejercicio. No hace falta que hagas grandísimos esfuerzos si no estas muy acostumbrado. Lo importante es no dejarlo y ser constante. Puedes practicarlo en casa desde la pantalla de la computadora o del televisor. Tienes muchísimos videos de fitness y puedes comprarte todo el material para hacer gimnasia a muy buen precio en páginas de anuncios por Internet.
  • Muy importante también es mantenerse bien hidratado. Procura beber aproximadamente dos litros de agua al día. Intenta llevar siempre contigo o tener en la mesa de trabajo un vaso o una botella con agua. Tenerla cerca aumenta las posibilidades de consumo.El agua te ayuda a liberar todas las toxinas del cuerpo y a expulsarlas. Te depura.
  • Debes prestar especial atención a la primera comida del día, el desayuno. Se trata de una de las principales comidas. Sería interesante ingerir algún zumo o café con leche y acompañarlo con tostadas, cereales y algo de fruta. Según va avanzando el día la cantidad de comida ingerida, a lo largo de las cinco comidas recomendadas, debe ir disminuyendo. Así, la cena debe ser la más ligera.

Así, con todos estos pequeños cambios puedes conseguir una calidad de vida mejor y más saludable.