¿Cómo incluir proteínas en una dieta vegetariana?

Una de las preguntas que existen siempre en torno a las dietas vegetarianas, es aquella que se cuestiona de donde se pueden obtener las proteínas. Generalmente, se tiene la creencia errónea de que solo los productos animales, como la carne y los huevos, nos pueden aportar dicho elemento. Sin embargo, la realidad es que hay fuentes alternativas que no solo son igual de eficaces, sino que hasta más saludables, tanto como para evitar todo tipo de enfermedades como para adelgazar.

proteínas

El día de hoy compartimos contigo tres maneras en las que puedes conseguir proteína si eres vegetariano, si piensas serlo o simplemente seguirás una dieta vegetariana.

  1. Recurre siempre a las legumbres y semillas. Las lentejas, los frijoles, las habas y las judías… son un excelente acompañamiento para cualquier comida y están repletos de proteínas. Con ellos puedes hacer desde una sopa hasta una ensalada. Por otra parte, también tienes una gran variedad de semillas como las de girasol, las de sésamo y las de linaza, que hasta puedes colocar en tu bebida.
  2. Prepara carnes vegetales. Puedes dar la impresión de que estás comiendo carne al combinar un poco de avena con soya, o incluso comiendo hongos, como los portobello, que son muy carnosos y constantemente usados como sustituto de la carne. Otro buen reemplazo es el seitán o el tofu. Todos estos ingredientes son altamente ricos en proteínas.
  3. Mezcla diferentes alimentos vegetales. Hacer combinaciones mejora mucho la calidad de la proteína que consumes. ¿Cómo? Un buen ejemplo es comer cereales integrales con algunos frutos secos, como las nueces, o bien brotes con hongos o legumbres. Esto también garantizará que no sientas hambre a lo largo del día.

Como ves, es muy sencillo alimentarte bien aun siendo vegetariano, pues las dietas de este estilo de vida no tienen nada que envidiarle a las que tienen carne.