Las papas fritas pueden ser adictivas

Nadie puede resistirse a las papas fritas. Esta botana tan rica como poco saludable, contiene algo que a todos nos gusta y que sí, debemos aceptar que muchas veces no nos ha detenido para comer más de una. Seguramente tú ya sabes a que nos referimos y te parecerá muy difícil el hecho de apartarte de ellas, cuando las tienes frente a ti. Lo cierto es que un estudio ya ha demostrado que este alimento puede crear adicción, debido a que estimula ciertas áreas del cerebro que tienen mucho que ver con estímulos como el placer y la sensación de obtener un premio.

papas fritas

La universidad alemana Erlangen-Nuremberg fue la encargada de llevar a cabo una investigación, en el que se observó a tres grupos distintos de ratas, que fueron alimentadas en base a dietas diferentes:

  • El primer grupo recibió alimentos balanceados, que suelen ser normales en el plan alimenticio de cualquier persona.
  • Al segundo se le dió exclusivamente papas fritas.
  • En el tercero, una combinación de carbohidratos y grasas muy parecido a las papas fritas, fue administrado a las ratas.

Los resultados arrojaron que los animales del segundo grupo mostraron mayor actividad en las zonas cerebrales, que ya han sido observadas cuando se trataba de brindarles una recompensa. Esto explicaría porque casi nadie puede decir que no a las papas fritas. Las mismas, además de ser ricas en grasa y calorías, resultan un ingrediente muy placentero del que es fácil comer más y más, a pesar de estar satisfechos. Incluso aumentan el apetito, dejando abierta la posibilidad de subir de peso.

Ahora comprendes porque es tan importante que las deseches de tu dieta si quieres ser delgado. Comerlas de vez en cuando no tiene nada de malo, siempre y cuando lo hagas con bastante moderación y seas consciente de que sus efectos en el organismo.