Síntomas de la Megarexia

La megarexia es un trastorno alimenticio muy poco conocido y tan peligroso como la anorexia o la bulimia. En esta enfermedad, al contrario de lo que sucede con las ya mencionadas, una persona obesa no es capaz de percibir su sobrepeso por lo cual no ve necesario cambiar sus hábitos de salud. Los megaréxicos consumen grandes dosis de calorías al día y también tienden al sedentarismo. Según las estadísticas, se estima que por cada cada caso existente de anorexia hay diez con megarexia.

megarexia

Debido a que este trastorno no se encuentra muy difundido, es realmente difícil obtener un diagnóstico de él. La mayoría de las veces tan solo se le confunde con obesidad. No obstante hay varios comportamientos a los que se les puede prestar atención para confirmar su presencia:

  • Un megaréxico no se queja por estar gordo. Al contrario, piensa que se encuentra saludable e incluso puede referirse a sí misma como una persona delgada cada vez que se mira en el espejo.
  • Hay un gran consumo de comida chatarra. Quienes tienen esta enfermedad se alimentan en su mayor parte con comida rápida, dulces, alimentos fritos y carbohidratos simples.
  • Pueden padecer cierta desnutrición o anemia. Parece contradictorio debido a su sobrepeso, pero lo cierto es que la falta de alimentos como vegetales, legumbres o cereales, les puede ocasionar severas descompensaciones.
  • Los megaréxicos no son conscientes de su realidad. Esto se puede apreciar cuando hacen todo lo posible por evadir sus circunstancias con ciertas actitudes, como negarse a seguir una dieta, no tomarse fotografías e incluso no ir de compras para no tener que medirse la ropa.

Para ayudar a alguien con megarexia es necesario contactar con un médico que se especialice en problemas de alimentación, a fin de tomar las medidas correspondientes. Hablar con un psicológo también puede ser un gran apoyo.