4 mitos acerca de la leche al descubierto

La leche ha sido desde siempre una de las bebidas básicas en la alimentación de cualquier persona y últimamente, ha surgido una serie de mitos en torno a ella que podrían hacerte dudar acerca de su consumo o de que tan buena puede ser para ti. Hoy en Adelgazas, hemos reunido los más conocidos y los ponemos al descubierto para que sepas si de verdad deberías tomarlos en cuenta o no. ¿Nos acompañas a descubrirlos?

leche

Mito #1: Es bueno tomar leche para prevenir las enfermedades del sistema óseo

En realidad no hay evidencia concreta que pueda confirmar esto al 100%, pues si bien la leche contiene minerales importantes como el calcio, se necesita más que beberla para prevenir enfermedades óseas. Una dieta balanceada y variada hará un mejor trabajo en ese aspecto.

Mito #2: La leche de vaca es mala

Con todas las leches vegetales que han surgido, hay quienes no han dudado en etiquetar a la leche de vaca como mala para la salud. En realidad todo depende de tu tolerancia a la lactosa pues si eres intolerante, definitivamente es mejor que optes por otras alternativas.

Mito #3: Solo puedes obtener calcio a través de la leche

Esta bebida no es la única fuente de calcio. De hecho, este elemento no solo está presente en los productos lácteos sino que es posible conseguirlo a través de vegetales, en especial los de hojas verdes como las espinacas y as acelgas, y en cantidades mayores.

Mito #4: La leche no es natural

La procedencia de la leche es completamente natural pero una vez que pasa por el proceso de pasteurización y envasado, se le añaden algunos aditivos que alteran su composición. Hay un fuerte debate acerca de que forma es la mejor para consumirla y es por eso que últimamente, las leches vegetales o veganas se han vuelto tan populares.