4 mitos falsos sobre correr para adelgazar

Correr es uno de los ejercicios más comunes para bajar de peso y con frecuencia, también de los más recurridos. Puede hacerse a cualquier hora del día, es sencillo a comparación de otras rutinas y no requiere de equipamiento especial para llevarse a cabo. Sin embargo también está repleto de mitos falsos que pueden hacer que desistas de intentarlo. Esto sería una verdadera lástima porque lo cierto, es que se pueden quemar muchas calorías cuando corres además de sentirte extremadamente bien. Hoy te presentamos cuatro mitos a los cuales no deberías hacer caso, si estás pensando en practicar este ejercicio.

correr

1.- Correr desgasta las rodillas

Seguramente ya habrás escuchado decir esto cuando se habla acerca del “running“. La verdad es que hay varios aspectos que te pueden provocar una lesión y que tienen que ver desde la alimentación, hasta no usar el calzado adecuado. También es muy importante que hagas un buen calentamiento para proteger tus músculos. Si tomas todo esto en cuenta, no tendrás porque preocuparte.

2.- Es malo correr a diario

Otro mito absolutamente falso. Se puede salir a hacer running todos los días de la semana, eligiendo únicamente uno para darle a tu cuerpo la oportunidad de descansar y recuperarse. Por supuesto, tampoco se trata de que te extralimites. Recuerda que con una hora máximo cada día, es más que suficiente para bajar de peso.

3.- Correr hace que comas más

Hay mucha confusión respecto a esto, puesto que no son pocas las personas que dicen sentir hambre después de hacer una carrera. Esto es algo que sucede con mucha frecuencia después de cualquier ejercicio, pues el organismo necesita recuperar algo de energía. No obstante, no creas que por estar corriendo te dará un apetito voraz.

4.- Cuando corres pierdes masa muscular

Esto depende más que nada de cuanta proteína ingieras y de la alimentación que lleves. Pero en general, esto también es falso.