La natación como método para bajar de peso

Una actividad muy divertida y altamente efectiva para bajar esos kilos de más que probablemente tienes, es la natación. Este es un deporte ideal para gente de todas las edades, que practicado con regularidad y acompañado de una dieta balanceada, nos brinda resultados muy eficientes.

Además conlleva una serie de beneficios excelentes para el cuerpo, como:

  • El aliviamiento de la tensión en articulaciones y músculos, a los que ayuda a mejorar su flexibilidad y resistencia.
  • El ejercitamiento de numerosas partes corporales, como los glúteos, la espalda, los brazos y las piernas, entre otros.
  • El efecto de tonificación, gracias a que el agua aporta cierta resistencia para sustituir el peso. Es por eso que las personas mayores, con sobrepeso y embarazadas también pueden realizar este ejercicio, para contrarrestar la flacidez de la piel.

Lo mejor es que puedes nadar llevando tu propio, no hace falta que te aceleres para que tu esfuerzo rinda frutos.

natacionAntes de cualquier cosa, tendrás que consultar una rutina que sea la más adecuada para ti con un experto o mediante páginas de Internet. También es primordial que realices los calentamientos necesarios, pues no querrás sufrir de calambres o lesiones musculares en medio de tu ejercicio.

Puedes comenzar estirando muy bien tus músculos mediante rutinas de calentamiento que no toman más que unos minutos. A continuación, tendrás que ingresar a la piscina y comenzar a nadar despacio, dando varias vueltas antes de incrementar el ritmo. No es nada recomendable que nades con fuerza y rápidez desde el primero momento, pues de esta forma, no habituarás a tu organismo para gastar las reservas de grasa.

Un tiempo recomendable de nado se extiende de 20 a 30 minutos, pero si al principio no eres capaz de cumplir con estos plazos, no te preocupes, es normal. Únicamente mantén constancia en la práctica para que puedas ir incrementando tus lapsos de entrenamiento poco a poco.