4 razones para no comer alimentos transgénicos

Los transgénicos se han vuelto motivo de polémica actualmente, pues si bien no podemos obviar que cuentan con ciertos beneficios; alterar genéticamente varios alimentos es algo que también pone en riesgo algunos aspectos de nuestra salud. Es por eso que hoy en día también, todos los productos orgánicos y 100% naturales están teniendo una enorme acogida, en todo tipo de dietas, estilos de vida y establecimientos. Inclusive se ha extendido su uso a ámbitos que van más allá de la alimentación, como el de la belleza por ejemplo.

transgenicos

A continuación, te comentamos cuatro motivos que deberías considerar para decirle no a los transgénicos.

  1. Pueden promover la aparición de alergias. Hay alérgenos y toxinas presentes en aquellos alimentos que han sido modificados genéticamente, que podrían dar pie a reacciones alérgicas que no habías tenido antes. Las mismas son un factor que deteriora bastante la calidad de vida de cualquier persona.
  2. Tienen agentes que son resistentes a ciertos antibióticos en el organismo. Esto puede ser un problema cuando necesitamos suministrarle ciertos medicamentos a nuestro cuerpo al enfermarnos, ya que los transgénicos pueden llegar a inmunizar ciertas bacterias, haciéndolas más fuertes en contra de los mismos y dificultando la recuperación.
  3. Lo orgánico es mucho mejor para bajar de peso. Muchos nutricionistas e incluso expertos en el mundo del fitness, coinciden en que los alimentos que son 100% orgánicos, son los más adecuados para mantener mejor tu peso, debido a que son fácilmente digeridos por el organismo y sus nutrientes te ayudan a no pasar hambre.
  4. Suelen incrementar la contaminación. El uso de químicos y fertilizantes en los suelos promueven la erosión y aumentan su infertilidad, afectando notoriamente al Medio Ambiente. Sin superficies que sean fértiles para sembrar nuevos alimentos y plantas, los niveles de contaminación irremediablemente aumentan en el planeta.

¿Te animas a alimentarte orgánicamente?