¿No logras bajar de peso? Podría ser a causa de alguno de estos motivos…

Muchas veces las personas que intentan adelgazar terminan frustrándose, debido a que los resultados no se presentan tan rápido como esperan o incluso parecen quedarse estancado en un peso determinado, que dista mucho de ser el ideal para ellos. Es por eso que más allá de la alimentación y las actividades físicas, es necesario poner atención a cualquiera de las siguientes razones, que definitivamente podrían estar evitando que pierdas tantos kilos o grasa como te gustaría.

bajar de peso

  • No estás durmiendo bien. El descanso es de lo más importante para quienes necesitan ser más delgados. Dormir por lo menos 6 horas diarias, hará que tu metabolismo continué quemando calorías de la manera adecuada.
  • No estás lidiando con el estrés. Este es un motivo que se encuentra muy ligado al anterior y que afecta la vida de la gente, más allá de lo que llegamos a creer. Estar continuamente estresado puede provocarte ansiedad por comer, aversión al ejercicio e incluso desórdenes hormonales.
  • Te urge una desintoxicación. Aunque te parezca imposible, las toxinas que el organismo llega a percibir no solo de alimentos chatarra, sino de la contaminación ambiental y productos de higiene o cosméticos nocivos; pueden interferir con el proceso de adelgazamiento. Por eso, elegir opciones orgánicas es lo mejor.
  • Tu cuerpo reacciona mal a ciertos alimentos. Puede llegar a pasar y con el tiempo, esto podría ser no solo un riesgo para tu peso, sino también para tu salud. Recuerda que debes acudir a un nutriológo y obtener una dieta que se adapte por completo a tus necesidades nutricionales personales.
  • No te estás hidratando. ¿Cuántas veces al día sueles tomar agua? Si tu respuesta es “cada vez que tengo sed”, significa que estás haciendo que tu organismo espere demasiado para recibir líquidos nuevamente. La sed no es más que el primer signo de deshidratación.