Pan integral vs pan blanco, ¿cuál es mejor?

Cuando hablamos de alimentación, a nadie le resulta desconocida la eterna comparación entre el pan blanco y el pan integral, dos variedades que conocemos de toda la vida y que tienen a partes iguales, tanto amantes como detractores. Y es que indudablemente, el pan es uno de esos alimentos de los que es muy difícil desprenderse, pues resulta verdaderamente un básico en la dieta. ¿Cómo saber cuál de ellos es el más apropiado? Quizá la comparación que te mostramos el día de hoy te ayude a despejar todas tus dudas.

pan

¿Por qué comer pan integral?

Para empezar, podemos decir que este clase de pan cuenta con menos calorías que el blanco, lo cual ya es una gran ventaja. Para que te des una idea, en cada 100 gramos tienes unas 293 calorías, además de mucha fibra debido a que se encuentra elaborado con granos integrales e ingredientes naturales.

Otra razón para elegirlo es que te aporta varios minerales y vitaminas, entre los que se encuentran el el ácido fólico, el zinc y la vitamina E, entre otros que hacen auténticas maravillas por el organismo. En definitiva resulta una gran opción para mantener la figura, aunque eso sí, es más caro que su contraparte.

¿Por qué comer pan blanco?

Lo cierto es que más bien deberías optar por dejarlo, debido a que puede ser motivo de sobrepeso y otras enfermedades como la diabetes. Sucede que por cada 100 gramos estás consumiendo más de 300 calorías, ¡una enorme diferencia con el integral!

También está el hecho de que no es elaborado de forma natural, sino con harinas procesadas que en realidad no contienen ningún nutriente. Cierto es que puede ser más económico que su variedad opuesta, pero su principal desventaja es que no te va a quitar el hambre sino que te saciará por un corto tiempo.