¿Por qué no debes dejar de beber agua?

Un aspecto que las personas deseosas de bajar de peso suelen descuidar a menudo, es el de tomar el agua suficiente para acelerar y mantener los resultados que dejan una buena dieta y el ejercicio constante. En Adelgazas hemos hablado ya varias veces de lo beneficiosa que es una buena hidratación para tener un cuerpo delgado, pero siempre conviene recordarlo para que no se te pase desapercibido. Y es que aunque parezca algo sencillo, mucha gente luego no se ve capaz de tomar dos litros al día, alegando que no les gusta el agua natural o que se les olvida por completo hacerlo.

agua

Es por ello que antes de buscar excusas, debes recordar las siguientes razones que harán que te sientas y te veas mejor:

  • El agua combate la celulitis. Si estás hidratado los tejidos de tu cuerpo se oxígenan mejor, evitando la aparición de grasa acumulada que ocasiona el molesto efecto de “piel de naranja”.
  • Hidratándote constantemente, evitas retener líquidos y verte hinchado en determinadas zonas, como los tobillos, las pantorrillas, incluso las manos y los pies. Simplemente tomando el agua suficiente, siempre te vas a ver más delgado.
  • Tu piel se ve más tersa y luminosa. ¿Sabes que algunas decoloraciones en el cutis y la sensación de resequedad, se deben a que tu organismo no está almacenando suficiente agua? Además esto también disminuye el acné.
  • Finalmente, beber los líquidos suficientes es una medida muy efectiva de evitar el sobrepeso. Si te has dado cuenta de que el ejercicio y la dieta que haces no han logrado desaparecer esas últimas y pequeñas llantitas de tu estomago, probablemente necesites aumentar tu hidratación.

Para asegurarte de que estás bebiendo las cantidades correctas, mantén cerca de ti todo el día una botella de 2 litros. Si te cansa el agua natural, puedes rellenarla con té verde o agua de sabores sin azúcar o conservadores.