¿Por qué no nos gustan los vegetales?

Los vegetales ciertamente se han ganado la fama de ser uno de los alimentos menos preferidos por las personas. Si bien hay quienes son verdaderos amantes de las ensaladas, existe una gran cantidad de gente que prefiere comer carne o harinas, antes de siquiera considerar la opción de morder una verdura. Y es que erróneamente se les tiene como poco suculentas o peor aun, se considera que no son comida de verdad. ¿Cuántas veces hemos oído decir que alguien rechaza una ensalada porque teme quedarse con hambre? ¿De dónde viene esta aversión a estos ingredientes? Hoy te exponemos algunas razones que quizá te ayuden a explicartélo.

vegetales

  • Tienen poco sabor. O al menos eso es lo que piensan quienes se han acostumbrado a la comida frita, a la bollería y a los aderezos, que contienen aditivos que incrementan el sabor e incluso provocan adicción. Cuando alguien se ha habituado a incluir demasiados alimentos artificiales en su dieta, es difícil que disfrute de los sabores naturales.
  • Cuentan con una textura extraña. Cuando no estás acostumbrado a comer alimentos con fibra y agua abundantes, como lo son precisamente los vegetales, puede que la textura que estos poseen no te resulte precisamente de lo más agradable. Una vez más, los malos hábitos alimenticios pueden jugarte en contra y hacer que te tardes en disfrutar de las opciones más sanas.
  • Muchas de ellas son amargas. Los vegetales verdes sobretodo, son los más complicados de habituarse a comer por ser amargos. Esto en realidad puede explicarse por medio de la adaptación del ser humano. Se sabe que las papilas gustativas rechazan este sabor por ser muy similar al de algunas sustancias tóxicas.
  • Se les tiene como aburridas. Sencillamente es más tentador un sabroso chocolate o unas papas fritas que un plato de ensalada. No obstante si te esfuerzas, puedes encontrar la manera de que este también sea delicioso.