3 cosas a prevenir al practicar running

El running es uno de los ejercicios más comunes que existen para adelgazar y el hecho de que cualquier persona pueda ponerlo en práctica, también lo ha hecho bastante popular. No obstante si lo practicas en exceso puedes correr el riesgo de sobreentrenarte, lo cual puede provocar que sufras una lesión y que te veas afectado por síntomas como la fatiga, la sudoración en exceso y hasta los cambios en tu humor. Es por eso que en esta ocasión te informamos acerca de tres puntos clave que tienes que esforzarte por prevenir, a fin de mantenerte en forma y condiciones para correr.

running

  1. Calienta tus músculos antes de correr. Es lo más importante y también, una de las cosas que más se les olvidan a quienes corren. Practicar ejercicios de calentamiento por unos quince minutos, es lo ideal para que tus articulaciones no sufran un impacto demasiado brusco con la carrera, además de mejorar tu resistencia. Recuerda que antes de hacer running, tus músculos están fríos y lo ideal es calentarlos para dar el 100%.
  2. Mantén una buena alimentación. La dieta y el ejercicio van de la mano y es un error meterte de lleno en el segundo, sin planificar tus comidas y por supuesto, lo que comes. Si consumes demasiadas grasas y alimentos poco nutritivos, no tendrás las energías suficientes para correr ni podrás construir tejido muscular, que es el que más grasas le hace quemar a tu cuerpo.
  3. Dale tiempo a tus músculos para recuperarse entre cada carrera. Lo recomendable en el running, es que te detengas de vez en cuando para reposar y dejar que tus articulaciones se enfríen un poco. Después de correr por períodos de tiempo cortos (como diez o quince minutos), tómate algunos minutos más para estirarte antes de comenzar de nuevo. Así evitarás sufrir lesiones.