¿Por qué los productos light no son tan buenos?

A menudo vemos en los supermercados y otros establecimientos una gran variedad de productos light, que van desde la leche hasta las pastas. Se suele pensar equivocadamente, que estos son una opción genial para adelgazar, cuando la verdad lo único que los hace peculiares, es que tienen menos calorías y/o grasas que los convencionales. No obstante, cuidado, porque aun así podrían hacerte engordar e incluso más que otros alimentos o bebidas, si es que no tienes cuidado. El día de hoy te comentamos porque las comidas de este tipo no son tan buenas como se dice.

light

  • No tienen muchas calorías, pero sí elementos químicos que pueden ser adictivos. Una característica de las cosas light, es que intentan imitar el sabor de productos como galletas o refrescos, por lo que tienen una gran cantidad de aditivos. Esto puede provocar que te gusten tanto que de hecho, podrías excederte con ellos.
  • Son bajos en grasa, pero no todas las calorías vienen de allí. El hecho de que una leche o un yogurt contengan poca grasa, no quiere decir que sean menos calóricos que los tradicionales. Quizá sean más fáciles de digerir, pero si no te moderas, igual acabarás engordando.
  • Tienen menos grasas buenas. Recuerda que no todas las grasas son malas y cuando estás se reducen en un producto light, incluyen tanto a las malas como a las que te hacen bien. Las grasas que te convienen incluso te ayudan a quemar mejor tus energías para ser delgado.
  • No son tan saludables. El hecho de que hayan sido intervenidos para rebajarles la grasa o las calorías, generalmente los hace tener sustancias o elementos que definitivamente no son naturales ni muy recomendables para el organismo. Antes que comer light, lo más aconsejable es que comas orgánico.

¿Te animas a seguir consumiendo este tipo de alimentos y bebidas?