La publicidad y la tendencia a engordar

El día de hoy abordaremos un aspecto muy interesante que quizá te haga reconsiderar, la manera en la que recibes la información que constantemente estan proporcionándonos los medios de comunicaciones. ¿Sabías que según un estudio realizado en el Instituto de origen alemán Max Planck, nuestra tendencia a engordar puede estar relacionada con la publicidad que vemos en la televisión y otros medios de difusión?

Dicho estudio se enfoco en la observación de una hormona que no muchos conocen: la grelina. Este elemento contribuye en la aparición de las sensaciones de hambre que sentimos a lo largo del día, y según los resultados arrojados por la investigación, sus niveles se incrementaban durante la exposición a imágenes que tenían que ver con la comida.

publicidad que engorda

Esto significa que muchos de los comerciales televisivos que miramos a diario, en conjunto con las fotografías de alimentos que podemos encontrarnos en los periódicos, los carteles publicitarios y el Internet, pueden influir sin que nos demás cuenta, en esos antojos que llegamos a tener y que resultan tan perjudiciales para conservar nuestro peso.

Entonces, después de considerar esto, la pregunta inminente es: ¿cómo podemos evitar que estas subidas de grelina nos afecten?

El evadir esta situación consiste simplemente en adoptar un par de medidas que podemos adoptar, y que si se siguen al pie de la letra, nos ayudarán a no caer en tentaciones que puedan alejarnos de los buenos hábitos alimenticios.

  1. No mires tanto la televisión. Sabemos que en ocasiones es casi imposible, pero en serio, 1 o 2 horas al día son más suficientes para entretenerse. En vez de eso, intenta realizar otras actividades productivas, como leer o salir a caminar.
  2. No dejes comida fuera de la cocina, a la vista. Recuerda que mientras menos alimentos mires, menos será el hambre que sentirás entre tus comidas. Así que no coloques cosas como galletas, papitas o golosinas en tu área de trabajo, en el auto u otros lugares parecidos.