¿Qué es el ambiente obesogénico y como se puede controlar?

Se define como ambiente obesogénico a todo aquello que te rodea y que sin darte cuenta, puede estarte incitando a comer de más o a llevar hábitos sedentarios. Esto tiene como consecuencia, un incremento sin control del peso que incluso puede desembocar en obesidad. Muchas personas viven en esta clase de ambientes sin ser verdaderamente conscientes de ellos y lo peor del asunto, es que con su estilo de vida no hacen más que empeorarlo, pues es sencillo dejarse llevar por el mismo.

obesogenico

Factores que influyen en un ambiente obesogénico

  • Comer comida chatarra o alimentos procesados con frecuencia.
  • Sentarse a ver televisión o estar demasiado tiempo en la computadora, haciendo ejercicio mínimo.
  • Visitar a menudo establecimientos de comida rápida.
  • Ingerir bebidas con azúcar como jugos y refrescos.

¿Cómo controlar el ambiente obesogénico?

Es fácil si te comprometes a hacer unos cuantos cambios en tu modo de vida como los siguientes:

  • Llena tu carrito de compra con cosas saludables. Prefiere los alimentos frescos como frutas, vegetales y legumbres, a las conservas y la chatarra. También consume carnes magras y blancas. Aléjate de los productos light y de los pasillos que solo exponen dulces y comida procesada.
  • Anímate a hacer más ejercicio. Al principio es difícil pero en cuanto encuentres el indicado para ti, vas a comenzar a disfrutarlo. Incluso puedes quedar con amigos para ejercitarse juntos.
  • No guardes refrescos ni chucherías en casa. Tenerlos en tu alacena solo es una tentación en la que tarde o temprano, vas a caer. Hazte el propósito de no comprarlos ni consumirlos.
  • Tus amigos y familia también influyen. Si acostumbras hacer barbacoas o salir a comer en su compañía, puede que terminen comiendo en establecimientos poco recomendables u optando por alimentos poco sanos. Convénceles de probar con algo diferente o prepara siempre una ensalada cuando se reúnan.