¿Qué son los somatipos?

¿Sabías que los cuerpos se pueden clasificar de acuerdo a su forma y la tendencia que tienen para acumular grasa en ciertas partes? A esto se le conoce como somatipo y conocer a cual perteneces, puede ser muy útil cuando intentas perder peso, porque así eres capaz de saber que rutinas son las que más te convienen para moldear tu figura. Existen tres tipos principales de somatipos, aunque se sabe que las personas pueden presentar características combinadas de ellos, a causa de su herencia genética. A continuación te mencionamos cuales son y que características tienen:

somatipos

  1. Cuerpo ectomórfico. Se caracteriza por ser delgado y alto, que presenta poca tendencia para almacenar grasas y destaca por tener buen tejido muscular. Las personas con este tipo de constitución no tienen que esforzarse mucho por adelgazar, y también poseen mucha agilidad y facilidad para las actividades físicas.
  2. Cuerpo endomórfico. Este cuerpo tiende a ser rollizo, de cuello y extremidades cortas. Acumula grasa con más facilidad en zonas como la barriga, las pantorrillas y los glúteos. Quienes entran dentro de este somatipo con frecuencia, son quienes más deben trabajar por perder algo de peso.
  3. Cuerpo mesomórfico. Cuenta con poca grasa corporal y suele tener extremidades musculosas. Aunque no es tan ágil como el primer somatipo, si tiene mucha resistencia. Se le puede considerar como el medio de los dos tipos anteriores, que serían extremos opuestos.

Como ya puedes ver, el tipo de cuerpo con el que uno cuenta puede tener mucho que ver con su proceso de adelgazamiento. Parece injusto, pero la verdad es que mientras hay quienes pueden mantenerse delgados con mucha facilidad, otros tienen que trabajar arduamente para conseguirlo. Es una cuestión de genes contra la cual no hay mucho que hacer, más que llevar unos hábitos saludables de vida.

¿Ya identificaste tu somatipo?