¿Qué sucede cuando dejas de entrenar por demasiado tiempo?

Aunque lo ideal sería mantener una rutina de ejercicio todo el tiempo, se entiende que a veces esto no es posible debido a un montón de situación, como los períodos vacacionales o haber sufrido una lesión por ejemplo. Tomarse un lapso de descanso no tiene nada de malo, pero si dejas que se prolongue más de lo que debe, las consecuencias sí que pueden ser algo negativas para ti. Entérate de cuales los efectos principales de volver al sedentarismo para que hagas conciencia de por que tu ritmo de ejercicio, no debería sufrir grandes alteraciones.

tiempo

  • Tu metabolismo se ralentiza. Si una de las ventajas del ejercicio es que pone en marcha al cuerpo más menudo para quemar una mayor cantidad de calorías, la falta de él irremediablemente te va a hacer aumentar de peso. Lo peor es que muchas personas que estaban acostumbradas a entrenar se suelen confiar, acostumbradas a un metabolismo rápido, y cuando menos se dan cuenta han engordado de nuevo.
  • Disminución del volumen muscular. El músculo es lo más esencial que tenemos para quemar la grasa. Otra función del ejercicio es estimular los músculos para lograr reducir medidas en el cuerpo, además de reforzarlos. Pero cuando pasas demasiado tiempo sin moverte en absoluto, estos irremediablemente se deterioran y el tejido muscular deja de crecer.
  • Tu corazón bombea menos sangre. Cuando el cuerpo está acostumbrado a moverse, se oxígena mejor el torrente sanguíneo y el corazón trabaja más, manteniendo una circulación y órganos saludables. Sin embargo, cuanto más te hallas en reposo, el corazón no tarda en adaptarse a esta nueva situación y con el tiempo, eso no es muy positivo para tu salud cardiovascular.
  • Sientes menos fuerza. Otro efecto del sedentarismo es la fuerza de tus músculos decaen, pues ya no estás estimulándolos para que sus fibras continúen creciendo.