5 formas de quemar calorías sin hacer ejercicio

Si eres de las personas que no le alcanza el tiempo para ir a ejercitarse pero quieres comenzar a quemar calorías, puedes lograrlo con el NEAT. Nuestro cuerpo no solo quema calorías luego de comer o al momento de hacer ejercicio. El NEAT (del inglés non-exercise-associated thermogenesis) es toda esa energía que se gasta con los movimientos diarios sin incluir comer, dormir o hacer deporte.

Parece fácil lograr poner nuestro cuerpo en movimiento con tareas sencillas, pero con todos los equipos tecnológicos de nuestra época (auto, pc, móviles, escaleras eléctricas) somos cada día más sedentarios. Recordemos que para no aumentar de peso, tenemos que gastar más calorías de las que consumimos. Con cinco cambios fáciles que hagamos en nuestra vida cotidiana podemos eliminar esas calorías que nos sobran.

comida chatarra para subir de peso

Mientras te relajas

En la TV siempre hay muchas imágenes de comida deliciosa, así que es fácil sentirse tentado y buscar comida de la alacena y comerla sentado viendo la serie del momento. Podemos hacer las actividades domésticas que tenemos pendientes frente al televisor; planchar, doblar la ropa, barrer el piso o limpiar los muebles son buena opción. También caminar dentro de la casa mientras recibes una llamada.

En la oficina

Muchas personas deben permanecer más de 6 horas frente a un escritorio porque es parte de su trabajo, lo que se convertirá en una de las causas de aumento de peso. Hay que crear el hábito de levantarse de la silla durante 15 minutos cada hora. Ponte de pie para ir al baño más lejano, buscar agua, subir las escaleras en vez del ascensor, o ponerte al tanto de algún trabajo con tus compañeros. Quemarás calorías y también estarás activando la circulación de tus piernas.

En algún evento social

No seas de las personas que llega al lugar buscando una silla para sentarse toda la noche. La próxima vez que vayas a una fiesta, quema calorías extra permaneciendo de pie, camina recorriendo todo el lugar y conversando con los invitados.

Con las tareas diarias

Hacer las tareas domésticas es una de las actividades donde se quema muchas calorías. Por ejemplo una mujer pequeña puede quemar alrededor de 160 calorías por hora haciendo actividades moderadas. Aprovecha de hacer una limpieza completa de la casa, como limpiar el garaje, el baño o poniendo en orden alguna habitación.

Buscando a los niños

Sabemos que caminar ayuda a quemar calorías, deja el carro en el hogar y busca a tus hijos a pie de la escuela o de algún sitio cercano a la casa. Quemarás muchas calorías y le crearás la costumbre a tus hijos de ejercitarse y no ser tan sedentarios. Si el camino es muy corto, pueden darle más vueltas a la manzana y aprovechar de conversar.