¿Es posible quemar grasa mientras duermes?

Esta es una pregunta que muchas personas se hacen, escépticas al pensar que el cuerpo, al estar en absoluto reposo, cesa por completo en su función de quemar calorías. Sin embargo, lo cierto es que quemar grasa mientras se duerme no solo es posible sino que también puedes hacer varias cosas para darle una mano a tu organismo por las noches. ¿Cómo? Eso es justo lo que vamos a ver en el artículo de hoy, pues basta con que sigas unas cuantas recomendaciones para incrementar tanto como puedas la desaparición de esos kilitos de más que te molestan, al mismo tiempo que estás descansando.

duermes

El descanso es indispensable para que el metabolismo pueda acelerar su pérdida de grasa. Desvelarte o dormir muy poco, supone interrumpir muy a menudo un proceso como este, por lo cual debes tener muy claro que dormir es algo que te hará bastante bien. Si comienzas a poner en práctica los siguientes consejos, los resultados serán mucho mejores:

  • Toma una infusión de té verde a diario. Este es uno de los mejores diuréticos que existen y al ser natural, no representa riesgo alguno. Contiene varios elementos que pondrán a trabajar a tu organismo, aún en estado de reposo.
  • Practica ejercicios anaeróbicos. Si quieres adelgazar mientras duermes, entonces necesitas ejercitarte de tal manera que los efectos de tu rutina persistan sobre tu metabolismo, aún después de terminar. Está comprobado que el ejercicio anaeróbico quema más calorías, incluso hasta después de llevarlo a cabo.
  • Duerme temprano y en un horario establecido. Aunque no lo creas, cuando te apegas lo más estrictamente posible a tus horas de sueño, descansas mejor y obtienes más beneficios. Procura no sobrepasar las nueve horas al dormir.
  • Descansa a oscuras y sin interrupciones. Mantén a raya distractores como el celular, la televisión o cualquier aparato u objeto que te impida caer en un sueño profundo. Esto eleva la calidad de tu reposo.