4 razones por las que puedes tener más hambre

Los ataques de apetito pueden surgir en los momentos más inesperados y por razones que ni te imaginas. ¿Sabías que es más combatirlos cuando estás consciente de todos los factores que los llegan a ocasionar? Esto puede marcar una obvia diferencia entre conseguir la figura que quieres o subir de peso. Por eso, nosotros te desvelamos el día de hoy cuatro en los que seguramente no te habías puesto a pensar.

hambre

  1. Hay mucha contaminación en donde vives. Algunos estudios han descubierto que ciertos compuestos contaminantes, como los pesticidas y los que se pueden encontrar en diversos plásticos, pueden provocar que las personas presenten más tendencia a aumentar de peso. Esto es porque dichos agentes trastornan el sistema endocrino, que es el que controla las hormonas y tiene mucho que ver con los cambios del cuerpo.
  2. Has iniciado con un nuevo ejercicio. Entrenar ya de por sí puede hacer que sientas hambre, pero si has comenzado con una nueva actividad física es aun más probable que esto suceda. Ocurre porque el organismo se está ajustando a un nuevo cambio en tu rutina y lo mejor que puedes hacer, es saciar tu apetito con un bocadillo bajo en grasa para después del entrenamiento.
  3. Tomas antidepresivos. Si estás bajo tratamiento médico por problemas de ansiedad o depresión, es importante que comas muy balanceado y cuides mucho tu peso, porque el tipo de medicamentos que se utilizan para tratar con estos problemas alteran las hormonas y te hacen más propenso a ganar algunos kilos.
  4. Duermes con la luz encendida. Parece extraño pero es cierto. Cuando tu organismo capta fuentes de luz cerca, no puede tener un reposo profundo y necesita descanso para seguir quemando grasa. Es por eso que se aconseja dormir de seis a ocho horas al día y con las luces completamente apagadas para adelgazar.