Causas de la retención de líquidos

La retención de líquidos es una de las tantas causantes del aumento de peso y  es ocasionada por un desequilibrio (exceso) de líquidos en nuestro organismo. Sus causas son variadas y las analizaremos en este artículo, conocer los motivos que provocan este problema podrá ayudarnos a estar prevenidos y actuar oportunamente cuando se presenten síntomas.

Causas de la retención de líquidos

Para conocer con exactitud las causas que están provocando retención de líquidos lo ideal es acudir con un especialista, básicamente podemos dividirlas en dos factores: orgánicos (internos) y cotidianos (externos).

causas y cura natural de la retencion de liquidos

Factores orgánicos (internos):

  • Inflamación: provocada por golpes o traumatismos.
  • Alergias: las hay de diferentes tipos, se recomienda acudir con un especialista para un diagnóstico preciso.
  • Trastornos circulatorios. Estos provocan que el retorno sanguíneo se vuelva lento y por lo tanto se retengan líquidos en el organismo.
  • Enfermedades. Si el corazón, riñón o hígado no están funcionando correctamente el flujo de líquidos en el organismo puede volverse lento.

Factores cotidianos (externos):

  • Sedentarismo. La falta de actividad física es una de las principales causas de la retención de líquidos, una persona que permanece sentada muchas horas está más propensa a padecer este problema.
  • El estrés, depresión y ansiedad. Estos provocan un desequilibrio del sistema hormonal cuya consecuencia es la retención de líquidos.
  • La ingesta de medicamentos. Algunos medicamentos como los anticonceptivos orales, corticoides y antiinflamatorios tienen este efecto secundario.
  • El clima. Estar expuesto a altas temperaturas o fluctuaciones en la presión atmosférica pueden influir en cierta medida.

¿Qué hacer si tiene problemas de retención de líquidos?

En adelgazas.com ya hemos dado algunos consejos para curar la retención de líquidos, básicamente se recomienda hacer ejercicio y llevar una buena alimentación, en casos agudos se recomienda acudir con un especialista ya que este problema podría conducir a otras enfermedades.

Se puede también recurrir a tratamientos naturales como los que mencionamos a continuación:

  • Diente de león
  • Maíz
  • Cerezo
  • Fumaria
  • Cebolla
  • Perejil
  • Madreselva
  • Achicoria
  • Saúco
  • Vid roja
  • Té verde
  • Té rojo

Estos tratamientos naturales además de no tener efectos secundarios (si se consumen con moderación) tienen un componente diurético que nos permitirá eliminar los líquidos de nuestro organismo. Lo mejor de todo es que no necesitamos esperar a tener este problema para consumirlos, podemos utilizarlos como medicina preventiva.

Como última recomendación, es importante evitar en la medida de lo posible el consumo de sal y alimentos con demasiados hidratos de carbono.