Ventajas de saltarte tu dieta por un día

Todos merecemos un día en lo que podamos comer lo que queramos sin preocuparnos de engordar, porque ¿sabes? No todo se trata de hacer dietas ni de obsesionarse con lo que comes. Si no puedes disfrutar de un rico trozo del pastel que más te gusta o salir a comer algo grasoso con tus amigos de vez en cuando, entonces definitivamente te estarías perdiendo de mucho. Hoy te mencionamos cuales son las ventajas más importantes de tener un “día de trampa” y porque no deberías sentirte culpable de implementarlo cada semana.

dieta

  • La rutina es aburrida. Cierto es que comer saludable es lo mejor, pero portarte bien todos los días puede hacer que termines harto de comer las mismas cosas. No te hará daño saborear un poco de pizza o tu hamburguesa favorita, e incluso es algo que te puede motivar como recompensa de haber seguido tu dieta en la semana.
  • Es bueno para tu vida social. Se entiende que si vas a reunirte con tus amigos o con la familia, no siempre querrán comer alimentos súper saludables; de hecho es probable que opten por lo contrario. No seas tan duro contigo mismo y diviértete, más si estás con personas a las que no ves todos los días.
  • Impulsa tu metabolismo. Aunque no lo creas, es verdad. Esto sucede porque cuando sigues una rutina estricta y de repente introduces un cambio con tus alimentos, el organismo lo capta de inmediato y trabaja para asimilar los azúcares y las grasas que recibe. En pocas palabras, lo sorprendes para que no deje de quemar calorías.
  • Te hace sentir feliz. Sabemos que realmente te sientes bien cuando comes lo que te gusta, aunque no sea precisamente saludable. Esto es genial para liberarte del estrés que pudiste acumular en la semana, además de darte un buen respiro.