Ventajas de hacer trampa en tu dieta un día a la semana

Ya hemos mencionado antes que no hay problema con escaparse de vez en cuando de las restricciones de la dieta. Normalmente, los fines de semana son perfectos para ello, en tanto mantengamos la moderación. No obstante, muchos expertos recomiendan que lo mejor es “hacer trampa” tan solo un día a la semana. Este es un consejo muy válido, si tenemos en cuenta que los sacrificios bien valen la pena cuando se trata de adelgazar y obtener una buena figura.

trampa

Aún así, tal vez puedas sentir remordimientos en ese día especial, en el que ciertos antojos te están permitidos para librarte un poco de la rutina a la que te puede estar sometiendo tu plan alimenticio. Si es así, entonces no tienes más que leer las ventajas que te da “el día de hacer trampa”, cuando hablamos de bajar de peso:

  • Te ayuda a quemar más grasa. Cuando el organismo recibe repentinamente algún alimento hipocalórico (como una rebanada de pizza o papas fritas), después de haberle dado prioridad a las proteínas y vitaminas; hay cierta aceleración por parte de las hormonas tiroideas, lo cual ocasiona que se puedan quemar más calorías. Claro está que para esto funcione, debes apegarte a comer esas comidas que tanto te antojan cada seis días.
  • Hace que tu organismo no ralentice su capacidad de metabolizar los hidratos de carbono. Si bien son un elemento con el que hay que tener cuidado a la hora de alimentarnos, hay que recordar que no por ello dejan de ser indispensables y si el organismo puede digerirlos de manera eficaz, ¡qué mejor para seguir adelgazando y llegar a tu peso ideal!
  • Es un gran apoyo para continuar con la dieta. Aparte de permitir que te relajes, también incrementa la concentración de leptina en el organismo, lo cual ayuda a que sientas mayor saciedad.