Ventajas de incluir una comida trampa en tu dieta

Las comidas trampa son un truco genial para romper con la monotonía de las dietas y que a la vez, te permiten disfrutar de tus antojos favoritos sin que te pongas en riesgo de subir de peso sin control. Mucha gente tiene miedo de incluir esta clase de alimentos debido a las calorías que pueden aportar. No obstante, consumirlos un día a la semana en buena proporción, no solo no es perjudicial sino que incluso te puede ayudar a seguir adelgazando. Si no nos crees tan solo checa las ventajas que te mencionamos a continuación.

trampa

  • Te libera del estrés de seguir un régimen. Estar a dieta puede ser estresante y ponerte de muy mal humor, si crees que eso significa renunciar a tus comidas preferidas porque no son lo suficientemente sanas. Es por eso que comer una hamburguesa o patatas fritas de vez en cuando, puede ayudarte a sentirte mejor al respecto y no comprometer tu peso ideal.
  • Acostumbras a tu cuerpo a resistir los antojos y atracones. Comer de manera responsable comidas saludables y otras que no lo son tanto, es una buena manera de enviarle el mensaje a tu organismo, de que no todo el tiempo necesita de cosas dulces y grasosas para sentirse satisfecho. Es por esta razón que las personas delgadas pueden comer de todo sin preocuparse.
  • Te brinda mayor autodisciplina. Acostumbrarte a comer lo que quieras un solo día de la semana, es una buena forma de adquirir disciplina al comer, aunque no lo creas. Simplemente, el hecho de esperar ese día especial y ajustarte a menús saludables por el resto, es una acción que requiere mucha fuerza de voluntad e incluso motivación para poder disfrutar de lo que te gusta.

Recuerda no ser tan exigente contigo mismo y dile que sí a las comidas trampa.