Beneficios de la cecina o carne deshidratada para tu dieta

Cuando se trata de obtener proteínas de origen animal, hay una gran variedad de productos cárnicos que puedes consumir para mantener bien nutrido tu organismo, aunque debes tener cuidado con la mayoría de ellos por el bien de tu salud. Una opción muy segura e interesante que podrías incorporar a tu dieta es la cecina, una carne deshidratada que proviene de los cortes vacunos y que aparte de ser deliciosa, te aporta una cantidad importante de proteínas. Hoy te mencionamos sus ventajas y cual es la manera más sencilla de introducirla en tus comidas.

cecina

Beneficios de la cecina

  • Debido a que este tipo de carne es preparada a base de perder agua, el resultado final es una alta concentración de proteínas, que te viene genial para mantener el tejido muscular.
  • Su alto contenido de proteínas también disminuye sus cantidades de grasa y colesterol, además de elevar la presencia de minerales importantes como el magnesio y el potasio.
  • Hay hasta 40 gramos de proteínas por cada 100 gramos que consumes de cecina. Este porcentaje es muy bueno y llega a duplicar el contenido normalmente en otros tipos de carne.
  • Por si fuera poco, es muy vérsatil e ideal para utilizar en toda clase de comidas. Ya sea que la incluyas en una sopa, una ensalada original o te decantes por ella como tu plato principal, acompañándola con vegetales y/o legumbres.

No obstante todas estas ventajas, hay un aspecto que tienes que tomar en cuenta a la hora de consumir cecina y es su alto contenido de sodio. Esto puede ser contraproducente si tratas de cuidar tu silueta, por la retención de líquidos. Es por eso que deberías moderar su ingesta.

Lo recomendable es una vez a la semana, alternándola con otros productos animales y vegetales, para que puedas variar tus menús cada día.

Yogurt griego vs yogurt regular, ¿cuál es mejor?

El yogurt griego se ha convertido en una de las opciones más recurridas dentro de las dietas saludables. Muchas personas no saben cuales son las diferencias que lo separan del yogurt convencional, y porque últimamente es un alimento tan recomendado para bajar de peso. Lo bueno de dicho ingrediente, es que también ha dejado de ser tan exclusivo y ahora es muy fácil encontrarlo en muchos supermercados. En esta ocasión, te mencionamos porque deberías comenzar a considerarlo dentro de tu rutina alimenticia.

yogurt

  • Contiene menos grasa. Durante el proceso de descremado de la leche para obtener el yogurt griego, una buena parte de la grasa se reduce durante la extracción de proteínas. Esto es algo muy bueno cuando quieres bajar de peso. Generalmente, se piensa que el yogurt no contiene grasas, pero la verdad es que el regular si puede tener un porcentaje mayor del que esperas.
  • Es una estupenda fuente de proteínas. Se sabe que la variedad griega tiene muchas más proteínas que la convencional, lo que favorece el desarrollo de tus músculos para quemar más calorías y por supuesto, te permite controlar mucho mejor tu apetito, satisfaciéndote de manera más eficaz.
  • Su textura es más consistente. Algo que a muchas personas les puede molestar, es que el yogurt normal tiende a tener una consistencia más líquida que cremosa. En cambio, el griego tiene una textura más cremosa que es ideal para tener un desayuno, almuerzo o cena más consistente, en especial si lo combinas con frutas y cereales.
  • Tiene menos azúcar que el yogurt regular. Si hablamos de calorías la cantidad es muy similar, pero toma en cuenta que los yogures normales suelen tener más conservadores y azúcares, sobretodo si son saborizados. Esto vuelve del griego una opción más que recomendable, si lo que quieres es cuidar tu figura.

Todo lo que necesitas saber sobre los carbohidratos

Los carbohidratos son un elemento más que necesario en la dieta pero a los que también se le suele temer, puesto que pueden engordar más que las proteínas. Es por eso que cuando se trata de ellos, hay un par de cosas que siempre te conviene saber para saber de donde puedes obtener energía y cuales son los alimentos que deberías evitar, si no quieres terminar aumentando de peso.

carbohidratos

Antes que nada, debemos diferenciar que hay dos clases de hidratos de carbono:

  • Carbohidratos complejos. Se trata de los más recomendables para el organismo y son llamados de esta forma, porque su digestión es más lenta. Esto permite que los niveles de glucosa en la sangre se mantengan estables, reprimiendo el hambre por más tiempo y dándote suficiente energía a lo largo del día. Los puedes obtener de cereales como el arroz integral, el trigo y otros de tipo integral, además de las leguminosas y legumbres, los tubérculos y ciertas frutas y vegetales.
  • Carbohidratos simples. Son totalmente opuestos a los anteriores, ya que al digerirse demasiado pronto por el organismo, mantienen los niveles de glucosa muy irregulares. Esto provoca que sientas hambre más a menudo y también te quita energía. Los hidratos de carbono de esta clase provienen de alimentos refinados como la bollería, el pan blanco, las pastas no integrales y los pasteles.

¿Por qué son necesarios los carbohidratos?

Muchas dietas los prohíben cometiendo un grave error. Hacer esto provoca cambios en el PH natural de tu cuerpo y también te quita líquidos necesarios, haciendo que acumules más grasa y deshidrátandote progresivamente.

Lo importante no es eliminarlos, sino consumir solamente aquellos que te hacen bien y combinarlos con un buen porcentaje de proteínas, vitaminas y minerales. Haciendo esto, también puedes prevenir enfermedades como la obesidad y la diabetes, que pueden provocar los carbohidratos simples.

¿Por qué tu dieta está fracasando?

Algo muy común cuando iniciamos una nueva dieta, es comprobar en los primeros días que esta nos da muy buenos resultados pero con el pasar del tiempo, pareciera que nos quedamos atascados y es imposible seguir bajando más de peso. ¿Por qué sucede esto? ¿Cuáles son los factores que hacen que una dieta fracase? Entérate hoy de aquello con lo que debes tener cuidado, sino quieres que tu régimen sea inútil.

dieta

  • La comida que estás consumiendo no es natural. Un gran problema es que la mayoría de las personas, hacen sus compras en supermercados y terminan comprando alimentos artificiales o modificados, incluso cuando se trata de frutas y verduras. Este tipo de comida no cuenta con todos los nutrientes que necesitas, por lo que conviene más que compres aquella del tipo orgánico en mercados locales.
  • Estás consumiendo algún medicamentos. Existen ciertos tratamientos o medicinas que interfieren con la pérdida de peso, como lo pueden ser aquellos que trabajan de manera hormonal, los que incluyen corticoides o los que se utilizan para controlar el colesterol. En este caso, conviene mucho que consultes con tu médico para controlar tu peso de un modo eficaz.
  • Te encuentras demasiado estresado por bajar de peso. Si estás todo el tiempo pendiente de cuanto has bajado o estás pasando por momentos de ansiedad, como en tu trabajo o en el hogar, es más probable que te estanques y no pierdas los kilos que deseas. El estrés es un inconveniente que te impulsa a comer de más, por lo que es importante que te sientas tranquilo.
  • No te estás hidratando lo suficiente. Otra necesidad para depurar el organismo es beber suficiente agua, ya que de lo contrario podrías estar reteniendo líquidos y tu digestión puede ralentizarse. Recuerda que lo más recomendable son ocho vasos de agua por día.

5 bocadillos que están permitidos por la noche

Todos hemos sentido en ocasiones ganas de comer algo antes de irnos a dormir, y más cuando es una noche en la que nos hemos desvelado por trabajo o simplemente, por ver televisión o estar en la computadora. Aunque no es muy recomendable comer a deshoras, de vez en cuando no pasa nada si te das un gusto para calmar el hambre. Chécate los bocadillos saludables que te recomendamos a continuación y que puedes consumir sin culpas al ir a la cama, y verás lo fácil que es mantenerte en tu peso.

bocadillos

  1. Galletas integrales. Son ligeras y perfectas para calmar el antojo. Busca unas con poca grasa y un alto contenido de fibra, para ayudar a tu digestión aunque estés durmiendo. Si las prefieres acompañadas, lo mejor es untarlas con un poquito de queso cottage o aceite de oliva.
  2. Chocolate amargo. En este blog, ya hemos mencionado muchas veces las ventajas de este tipo de chocolate frente a los demás. La variedad negra o amarga tiene muchos antioxidantes estupendos para el organismo y mucha menos azúcar.
  3. Palomitas naturales. Las palomitas de maíz son un snack perfecto y con pocas calorías, siempre y cuando no tengan mantequilla ni otros aditivos. Evita también comprarlas en supermercados y mejor opta por las semillas para calentar en casa, pues así evitas los conservadores.
  4. Yogurt griego. La ventaja más importante de este alimento es que es una fantástica fuente de proteína, bajo en grasas y azúcares y muy eficiente para quitarte el hambre en los peores momentos.
  5. Las bayas y frutos secos. Nada como un pequeño tazón con bayas y frutos como nueces o almendras, ya que son bajos en calorías y ricos en aceites Omega y antioxidantes.

Ten a la mano cualquiera de estos bocadillos para que no te vayas a la cama hambriento.

Cómo hacer guacamole bajo en calorías

El guacamole es una de las recetas de la cocina mexicana más deliciosas y fáciles de hacer que existen, y viene bien tanto para botanear como para disfrutar de un bocadillo fuerte. Con la receta que te mostramos el día de hoy, sabrás como puedes preparar uno bien sabroso y bajo en calorías, con el fin de disfrutar una botana ligera y sin culpas. ¿Te animas a probarlo?

guacamole

Estos son los ingredientes que vas a necesitar para prepararlo:

  • 2 aguacates maduros
  • 1 tomate
  • 1 cebolla
  • 1 diente de ajo
  • 1 limón
  • 1 apio
  • 1 pimiento
  • Cilantro fresco
  • Sal

Pasos para prepara guacamole bajo en calorías

  1. Lo primero será tomar tanto el apio como el pimiento en trozos pequeños, que vas a reservar en un bol aparte.
  2. A continuación, procede a picar la cebolla de la manera más fina posible y apártala también.
  3. Quítale la piel y las semillas al tomate y córtalo en cubos pequeños, reservándolos como el resto de los ingredientes.
  4. Después, pelarás el diente de ajo y lo picarás finamente, hasta que quede casi hecho polvo. Este nos servirá para condimentar nuestro guacamole.
  5. Ahora pela los aguacates y verte toda la pulpa en un mortero amplio, junto con todos los ingredientes que has picado.
  6. Con un mortero, vas a empezar a machacar para revolverlos todos, procurando que te quede una mezcla de consistencia espesa.
  7. Corta el limón por la mitad y exprime el jugo encima del guacamole, antes de volver a revolver.
  8. Finalmente, esparce por encima el cilantro fresco y recién picadito, para darle aun más sabor.

Puedes acompañar este delicioso guamacamole con tostaditas horneadas, para no quitarlo lo saludable. Si quieres una textura aun más ligera y sin trozos, se vale pasarlo por la licuadora o un procesador de alimentos para triturarlo aun más.

¿Qué te parece esta receta? ¿Verdad que es buenísima para darle la bienvenida al fin de semana?

Beber agua antes de las comidas te ayuda a adelgazar [Estudio]

Muchas veces hemos hablado de la importancia del agua, pues mantenernos hidratados es esencial para que el cuerpo siga quemando calorías. Hoy queremos mostrarte un estudio que revela datos interesantes, según los cuales es mucho más sencillo adelgazar si bebes agua antes de cada una de tus comidas fuertes; un tip que deberías comenzar a aplicar en tu rutina diaria si todavía no te estás hidratando lo suficiente.

agua

Para llevar a cabo esta investigación se reclutó a un grupo de más de 80 personas que padecían obesidad, de las cuales se registró el peso antes de que comenzaran a aplicar esta medida.

Acto seguido se los separó en dos grupos iguales que se mantuvieron en observación. Al primer grupo se le pidió ingerir 500 mililitros de agua 30 minutos antes de tomar el desayuno, la comida y la cena, mientras que el otro simplemente debía esforzarse por imaginar que tenían el estómago lleno, previamente a estas comidas. Los resultados que se obtuvieron al final fueron muy interesantes.

Tras doce semanas de observación, se supo que los individuos del primer grupo había perdido 1,3 kilos más que el resto de sus compañeros. Ellos no solo se habían moderado más al consumir sus alimentos, sino que también habían sentido menos hambre.

Lo más importante fue que el estudio también contemplo varias características generales, como la edad, el sexo y la raza a la que pertenecían estas personas. Esto demuestra que sin lugar a dudas, el agua es muy importante para perder peso y acelera la quema de calorías. Lo mejor como ya se mencionó, es hacerlo antes de tomar una comida fuerte, ya que te aporta saciedad y hará que puedas medirte con tus alimentos, sin que sientas que te quedas con hambre.

Y tú, ¿te animas a tomar más agua cada día? ¿O te parece muy complicado?

Así funciona la dieta del bocadillo para bajar de peso

A estas alturas hemos examinado ya varias dietas que son fantásticas para bajar de peso, y algunas otras que deberían ser tu última alternativa. Hoy te presentamos una interesante alternativa con la dieta del bocadillo, un plan alimenticio que promete venir muy bien para quienes sienten demasiada hambre cada vez que inician con un nuevo régimen, pero que también tiene algunas debilidades que nunca está de más saber. Entérate en que consiste leyendo a continuación.

bocadillo

¿Qué es la dieta del bocadillo?

Se trata de una dieta pensada para quienes no tienen mucho tiempo para cocinar y con frecuencia deben comer fuera de casa, debido al trabajo o sus obligaciones. Tiene el objetivo de hacer perder entre 4 y 5 kilos cada mes. Tal y como su nombre lo indica, propone reemplazar una comida fuerte del día por un bocadillo que debe estar preparado de manera saludable.

Durante el desayuno, recomienda consumir tostadas hechas con pan integral y acompañar con algo ligero, como una taza de café negro y una infusión. En la comida restante, sugiere comer algún platillo saludable y bajo en grasas como pechuga de pollo, de pavo o pescado acompañado de vegetales o granos. El bocadillo por su parte, puede incluir pan integral verduras, carne asada y pollo, pescado o pavo.

Si bien parece una dieta razonable, contiene algunas desventajas a tener en cuenta.

  • Comer solo un bocadillo en lugar de una comida completa, no es recomendable. Al volverse un hábito puede resultar contraproducente para la salud, pues estás limitando mucho tu alimentación.
  • Aunque prohíbe ciertos alimentos poco saludables como bollería, comida chatarra o frituras, también lo hace con muchos otros que son sanos, como los frutos secos y ciertos aceites.
  • No incluye muchos detalles acerca de las recetas que se pueden llevar a cabo. Tampoco hace mucho hincapie en las raciones a tomar.

Cómo preparar brownies veganos fácilmente

En un artículo anterior te mostramos como preparar unos brownies caseros y rápidos, más saludables que los normales para esas veces en las que quieres disfrutar de algo dulce. Hoy te mostramos otra alternativa completamente vegana, por si has decidido cambiar tu dieta y tu estilo de vida. Ese postre es ideal para empezar las semana con el pie derecho y te aseguramos que una vez que lo pruebes, no vas a querer dejar de repetir con él. ¿Te animas a intentarlo?

brownies

Estos son los ingredientes que necesitas para cocinar dichos brownies:

  • 3/4 de taza de cacao en polvo, sin azúcares ni endulzantes
  • 2 1/2 tazas de datiles picados frescos
  • 1 1/2 taza de nueces picadas
  • 1 taza de almendras picadas
  • 2 cucharadas de cacao puro en trozos
  • Una pizca de sal

Y estos los que emplearás para hacer la cobertura:

  • 1 taza de chocolate negro en trozos
  • 1/4 de taza de leche de coco o de almendras
  • 1/4 de taza de azúcar morena
  • 2 cucharadas de aceite de coco (debe estar derretido)
  • Una pizca de sal

Pasos para preparar brownies veganos

  1. En un procesador para alimentos, verte una taza de nueces junto con las almendras y pícalos hasta que queden hechos polvo. Una vez que sea así, añade el cacao en polvo junto la sal y vuelve a revolver para que se integre todo. Resérvalo en un bol aparte.
  2. Repite el mismo procedimiento con los dátiles para que queden bien molidos y manténlos dentro del procesador. Añade la ezcla anterior y procesa para que se mezcle todo, formando una masa consistente.
  3. En un plato con papel encerado, verte esta mezcla y agrega las nueces picadas restantes junto con los trozos de cacao, revolviéndolos con las manos bien limpias. Mete a refrigerar por quince minutos.
  4. Calienta la leche vegetal y añade el chocolate, el aceite de coco y la sal. Ve incorporandp el azúcar poco a poco para que agarre consistencia. Refrigera por unos minutos y usa para cubrir los brownies.

¿Verdad que fue sencillo?

Receta saludable de crema de espinacas

No hay cosa peor que no tener idea que vas a tomar en el almuerzo, porque quieres que sea algo ligero y saludable pero a la vez, detestas la idea de quedarte con hambre. Si estás en este dilema, te recomendamos probar la deliciosa receta que traemos para ti en esta ocasión. Con ella podrás preparar una suculenta crema de espinacas que es ligera, es deliciosa y es fácil de preparar en poco tiempo. Anímate a cocinarla y verás que de seguro repites con ella.

crema

Estos son los ingredientes que lleva el platillo:

  • 700 gramos de espinacas bien frescas
  • 2 tazas de leche de coco o de almendras
  • 2 cucharadas de harina integral
  • 1 cucharada de cebolla finamente picada
  • 1/2 taza de agua
  • Aceite de oliva extra virgen
  • Laurel
  • Pimienta negra molida
  • Nuez moscada
  • Sal

Pasos para preparar crema de espinacas

  1. Primero, pon a cocer las espinacas a fuego medio en una sartén agregando el agua. Tapa el recipiente y déjalas caléntandose alrededor de cinco minutos. Las hojas deben marchitarse.
  2. Cuando las espinacas estén listas, sácalas y escurrélas perfectamente. A continuación las vas a picar de manera muy fina y las reservarás en un bol aparte.
  3. Verte la leche vegetal en una cacerola y añade una hoja de laurel. Enseguida, incrementa el fuego para calentarla llevándola casi a punto de ebullición pero siempre vigilando que no rompa a hervir.
  4. Pon la cebolla picada a dorarse en una sartén con un poquito de aceite de oliva, hasta que adquiera un color transparente. Luego, añade la harina y revuelve con una cuchara de madera.
  5. Cuece la harina por un par de minutos hasta que se ponga doradita y después, incórporala en la cacerola con la leche y vuelve a calentar a fuego lento, cuidando que no se formen grumos hasta que adquiera la consistencia de crema.
  6. Agrega las espinacas, la nuez moscada y una pizca de sal y pimienta. Sirve en tibio.